Por Rodolfo Rivera/Notimex
Caracas.- El presidente venezolano Hugo Chávez enfrentará este domingo la decimotercera elección en su vida política y con un historial de 12 triunfos por amplia mayoría que lo mantienen con un impresionante récord invicto.
El mandatario venezolano, quien está en el poder desde 1999, llamó a sus seguidores a votar 'Sí' en el referendo de este domingo sobre una reforma constitucional con la cual pretende implementar en el país un sistema socialista.

El líder de la Revolución Bolivariana busca ganar la consulta por una amplia mayoría para sumar un nuevo triunfo a su lista de victorias en las urnas, la cual abrió en 1998 con su candidatura a la Presidencia por el Movimiento Quinta República (MVR).

Chávez obtuvo una amplia victoria en los comicios del 6 de diciembre de ese año con el 56.2 por ciento de los votos, con una postulación que recibió el respaldo del Polo Patriótico, integrado por el MVR, varios partidos de izquierda y otras organizaciones sociales.

El jefe de Estado comenzó así su historial de triunfos en contiendas democráticas, juró como jefe de Estado el 2 de febrero de 1999 y desde esa posición pidió el respaldo de la ciudadanía para convocar a una Asamblea Constituyente para refundar el país.

La consulta para convocar a una Constituyente tuvo lugar el 25 de abril de ese año y la opción 'Sí' ganó con el 92.36 por ciento, mientras que en la elección de los constituyentes, el 25 de julio siguiente, el chavismo alcanzó 121 de las 128 curules.

La redacción de la nueva Carta Magna concluyó el 20 de noviembre de ese año y fue puesta a consideración de la ciudadanía en un referendo el 15 de diciembre siguiente, con un nuevo y arrollador triunfo oficialista gracias al 71.37 por ciento de respaldo al 'Sí'.

Con la vigencia de la nueva ley fundamental del país, el líder de la Revolución Bolivariana convocó a unas elecciones el 30 de julio de 2000 para 'relegitimar todos los poderes' y en esa jornada cívica alcanzó el 60.3 por ciento de los sufragios en su favor.

En esa misma elección, el oficialismo ganó los comicios para integrar la unicameral Asamblea Nacional (Congreso), en la cual alcanzó 76 de las 165 bancas en disputa.

La contundente relegitimación le permitió al jefe de Estado desplegar su proyecto político y darle forma a la Revolución Bolivariana, al amparo de los millonarios recursos petroleros del país y sin tener una oposición cohesionada ante sí.

La estrategia de Chávez lo llevó a confrontarse con el poderoso gremio empresarial, con el mayor sindicato de trabajadores del país y con los partidos políticos tradicionales, aunque sus políticas sociales le granjearon un sólido respaldo de los sectores populares.

La constante confrontación llevó al Ejército de Venezuela a intervenir con un golpe de Estado en contra de Chávez el 11 de abril de 2003, aunque el líder bolivariano fue reinstalado en el cargo 48 horas después con el respaldo de militares leales.

Chávez reasumió su cargo y ofreció un diálogo nacional para buscar una salida negociada a la profunda crisis en Venezuela, aunque después de varios meses de escaso avance la oposición llamó a un paro nacional indefinido para obligar a la dimisión del mandatario.

La huelga nacional, que dejó severos daños en materia económica, concluyó dos meses después gracias a un acuerdo entre el oficialismo y la oposición para convocar a un referendo revocatorio del mandato del líder de la Revolución Bolivariana.

El referendo revocatorio fue celebrado el 15 de agosto de 2004 con un nuevo triunfo del comandante Chávez, esta vez con el 58.26 por ciento de los sufragios a favor de la opción 'No', con lo cual consolidó su permanencia en el cargo.

El chavismo sorteó con éxito el abandono de la oposición de los comicios legislativos de diciembre de 2005 y obtuvo la totalidad de las 167 bancas en disputa, mientras que ganó los comicios regionales de 2004, los municipales de 2005 y referendos regionales en 2007.

En diciembre de 2006, el gobernante ganó con el 62.84 por ciento de los votos su reelección para un nuevo periodo de seis años y, apuntalado en su poder derivado de un precio histórico del petróleo, ahora busca una profunda reforma constitucional.

La iniciativa de Chávez, que será sometida a referendo este domingo, incluye su reelección indefinida en el cargo, atribuciones para designar autoridades regionales y manejar las reservas del Banco Central y decretar los ascensos de oficiales de la Fuerza Armada.