Notimex
Cd. de México.- El ballet clásico "El Cascanueces", del escritor y compositor alemán Ernest Theodor Amadeus Hoffmann (1776-1822), dejó sus tradicionales escenarios para ser presentado en la Plaza de la República, los días 1 y 2 de diciembre.
El productor de la obra, Barush Martínez, adelantó a Notimex que éste será un acontecimiento espectacular, apoyado por el ballet de la Academia de Danza Mexicana, con la participación de la coreógrafa Lydia Martínez y la dirección musical en vivo de Abraham Vélez Godoy.

A diferencia de otros años, en que la puesta en escena tenía como escenarios el Teatro de la Ciudad, el Bosque de Chapultepec o el Auditorio Nacional, ésta vez cambiará de escenario.

Contando con la colaboración de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal, se decidió montar la obra en la Plaza de la República, del Monumento a la Revolución, a fin de que el espectáculo llegue a una mayor cantidad de público.

"La idea es llevar un espectáculo de gala navideño, que además sirva para que la Academia de la Danza Mexicana conmemore su 60 aniversario", dijo Barush.

De acuerdo con el productor, en la Plaza de la República se montará un gran escenario de 12 metros de largo por 12 de ancho y nueve de alto, "una especie de teatro a la italiana".

En la parte inferior del mismo, se instalará un espacio en el cual asentarán a la Orquesta Filarmónica de las Artes, que participará para el desarrollo de este espectáculo.

"Será una producción enorme", dijo, "el objetivo de hacerlo en este lugar fue tomar las calles de la Ciudad de México, para que los artistas tengamos mayor contacto con la gente", añadió.

Asimismo, en lugar de escenografía, la presentación de la obra estará apoyada por multimedia, proyectando los distintos escenarios del montaje.

En éste participarán 111 bailarines y tendrá una duración de casi dos horas, esperando recibir entre 800 y mil personas por día, pues el evento será gratuito.

El Cascanueces es un ballet en dos actos que se estrenó el 5 de diciembre de 1892 en el Teatro Mariinsky, de San Petersburgo. Sus personajes principales son Clara, Drosselmeyer (padrino de Clara) y El Cascanueces.

El montaje, según su productor, se ha convertido en un especie de ritual navideño, pues alrededor del mundo se llevan a cabo más de 500 presentaciones de esta obra.

La puesta en escena muestra que cuando llegó la Navidad a Clara, una de las protagonistas de la obra, recibe un simpático muñeco para abrir nueces.

Un día su hermano Fritz lo rompe por accidente y su tío, un hombre muy ingenioso, lo repara durante la noche y se va a dormir. Es entonces que la magia comienza, pues nadie sabe que durante la madrugada los juguetes cobran vida y que el Cascanueces, con su ejército, librará una batalla contra el rey de los ratones.

Barush indicó, finalmente, que el compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski compuso posteriormente una suite orquestal inspirada en el propio ballet.