Noé Cruz Serrano / El Universal
Cd. de México.- Mediante diversas operaciones de refinanciamiento, entre las que incluye la recompra de pasivos por 5 mil 800 millones de dólares durante octubre, Pemex redujo su deuda en mil millones de dólares.
De acuerdo con información de la petrolera, la operación de recompra fue financiada parcialmente mediante la emisión de 2 mil millones de dólares en bonos por medio de Merrill Lynch, Credit Suisse y Deutsche Bank, la utilización de una línea bancaria revolvente por 2 mil 500 millones de dólares y el uso de efectivo producto de los excedentes petroleros.

La dependencia aseguró que son varios los beneficios de esta operación, entre los que destacan el hecho de que los títulos de deuda fueron cancelados, además de disminuir gradualmente el nivel de deuda consolidada de Pemex.

Entre otros beneficios, Pemex detalló que se obtendrán ahorros por el uso de fuentes de financiamiento con costos menores, así como hacer más eficiente la curva de rendimiento de en dólares, lo que permite obtener financiamientos futuros bajo mejores condiciones de mercado y obtener ahorros por el uso de efectivo.

Mauricio Alazraki Pfeffer, subdirector de Financiamiento y Tesorería de Pemex, explicó durante una reunión con la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore) que los requerimientos de financiamiento externo se redujeron debido a las modificaciones en el régimen fiscal y la Ley de Ingresos que entraron en vigor el año pasado.

"Durante el primer trimestre de 2007 -añadió-, la deuda total de la paraestatal se redujo mil millones de dólares, al pasar de 52 mil millones en diciembre de 2006, a 51 mil millones", dijo, el funcionario de Pemex.

Al mismo tiempo, comentó que la deuda neta se redujo 134 millones de dólares en el mismo periodo.

Luego de la operación de recompra de deuda, el Grupo Financiero Banamex recomendó en los análisis que envía a sus clientes invertir en Petróleos Mexicanos.

Mediante un análisis de la deuda corporativa de la paraestatal realizado por Arnulfo Rodríguez, el organismos financiero señala que su opinión financiera "se basa en una mejora operativa atribuible a los beneficios obtenidos en la reforma fiscal y en una importante reducción en el nivel de endeudamiento. Además, la administración tiene proyectos interesantes que podrían generar mayor rendimiento a la empresa".

"Mantenemos nuestra recomendación de compra de la deuda de la petrolera y cambiamos el riesgo de bajo a medio a bajo, por lo que esperamos que los certificados bursátiles de la compañía continúen con su buen desempeño".

Un incentivo para invertir en Petróleos Mexicanos, explica el documento del organismo financiero, es que la empresa comenzará a explotar los yacimientos en aguas profundas en el futuro (a partir de 2012), pero el yacimiento Chicontepec podría ser explotado en un futuro más próximo.

El analista comentó que Pemex es el principal jugador en el mercado de capitales local: tiene en circulación emisiones por 81 mil millones más eurobonos por 8 mil millones de dólares más.

Indicó que el prepago resulta "sano" para la empresa y que, dada su capacidad para generar recursos, con el flujo de efectivo de medio año podría pagar la deuda total emitida en el mercado de valores.