El Universal
Los cuerpos fueron encontrados en un campo algodonero de Ciudad Juárez en 2001, se espera que la Corte Interamericana de Derechos Humanos analice el caso, pues el gobierno mexicano no lo ha hecho
Madres de tres mujeres asesinadas en 2001 y cuyos cuerpos fueron localizados en un campo algodonero, dieron a conocer que del 16 al 28 de noviembre se reúne en San José, Costa Rica, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, en donde esperan se defina la situación de la denuncia que presentaron por el caso de sus hijas, debido a que el gobierno mexicano y el de Chihuahua no han resuelto los casos de manera adecuada.

Indicaron que por los homicidios del campo algodonero han sido acusadas 9 personas de las que ocho obtuvieron su libertad por no existir pruebas en su contra y uno más, Gustavo González  La Foca murió en la prisión durante una intervención.

La CIDH analiza los crímenes de Esmeralda Herrera Monreal, Laura Berenice Ramos Monárrez y Claudia Ivette González, que estaban entre los ocho cuerpos depositados en este sitio.

La denuncia fue presentada por las madres con apoyo de diversas organizaciones de la sociedad civil de México y Juárez, considerando que en estos casos se violaron los derechos a la vida, honra, dignidad, integridad personal, libertad, protección, garantías judiciales y la obligación de respetar derechos.

Imelda Marrufo, de la ONG Red de Mujeres, dijo que "Ciudad Juárez sigue siendo una ciudad emblemática por los homicidios y desapariciones, de ahí la trascendencia de la decisión que tome pronto la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos a la que entregaron hace dos días un reporte de información actualizada sobre este tipo de problemas que enfrenta la ciudad".

México no ha cumplido una sola de las más de 200 recomendaciones internacionales que ha recibido desde hace varios años, lo que muestra que no existe voluntad política para combatir la violencia de género, indicó.