Notimex
Monterrey, NL.- El Producto Interno Bruto (PIB) de México podría crecer este año a tasa de 3.2 por ciento, impulsado por la mejoría en el segundo semestre, estimó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).
En un análisis, el organismo privado señala que hacia el cierre del presente año, destaca que la paridad cambiaria se ubicaría en 10.90 pesos por dólar, y la inflación estaría en niveles de 3.8 por ciento.

"Hemos revisado ligeramente al alza el crecimiento del PIB para 2007 y ahora lo ubicamos en 3.2 por ciento, bajo la premisa de que la actividad económica tendrá una ligera mejoría durante la segunda mitad del año", dice.

Al respecto, agrega, los indicadores de consumo y ventas al menudeo continúan creciendo, y el sector industrial mejora, principalmente en manufacturas y construcción.

Igualmente, indica, existe fortaleza del sector servicios, cuyo crecimiento ha promediado 5.3 por ciento en el bimestre julio-agosto y "en materia de inflación, continuamos ubicándola en alrededor de 3.8 por ciento para el cierre de 2007".

En este cálculo, apunta, está considerado el impacto sobre expectativas del reciente incremento de 25 puntos base en la Tasa de Fondeo Bancario, que ahora se ubica en 7.5 por ciento.

Expone que esta medida ha tenido un carácter preventivo por las presiones inflacionarias de alimentos y energéticos y para moderar las expectativas inflacionarias y su correspondiente contaminación en la formación de precios y salarios.

"Consideramos que al cierre de 2007 la cotización del dólar podría ubicarse, como máximo, en 10.90 pesos, sin embargo, no puede descartarse mayor apreciación del peso hacia finales del año", apunta.

La mezcla mexicana de petróleo, por su parte, ha cotizado por arriba de los 80 dólares por barril, reflejando las presiones reales y especulativas en los mercados del energético, añade.