"Seguimos invirtiendo, renovando y expandiendo oficinas" en Latinoamérica, afirmó Rincón quien añadió que la apuesta de Microsoft por la región también se puede observar en el terreno humano.
Nueva Orleans, EU.- El presidente de Microsoft Latinoamérica, Hernán Rincón, afirmó hoy que la empresa seguirá invirtiendo en América Latina a pesar de la crisis económica y anunció que tiene previsto contratar en los próximos meses entre 200 y 250 nuevos empleados en la región.

En declaraciones a Efe durante la Conferencia Mundial de Socios de Microsoft que se celebra en Nueva Orleans, Rincón explicó que esa cifra se refiere solo a contrataciones realizadas en la región fuera de México y Brasil.

"Seguimos invirtiendo, renovando y expandiendo oficinas" en Latinoamérica, afirmó Rincón quien añadió que la apuesta de Microsoft por la región también se puede observar en el terreno humano.

"Estamos trayendo lo mejor del sector a Microsoft", explicó.

El ejecutivo dijo que en el año fiscal 2009 que acaba de terminar aunque el gasto en dólares en información y tecnología cayó entre un 12 y un 13 por ciento en Latinoamérica, los ingresos de la empresa aumentaron casi el 10 por ciento.

Rincón expresó su preocupación "a corto plazo, por las tasas de cambio" que en los últimos meses han sido especialmente volátiles en Latinoamérica.

La situación del cambio del dólar frente a monedas locales ha provocado que muchas empresas estén retrasando sus compras a la espera de que las tasas se estabilicen.

Al mismo tiempo, Microsoft Latinoamérica está observando señales positivas.

"En lo macroeconómico, a excepción de dos países (Argentina y Venezuela) la inflación está bajo control. Igualmente, las reservas internacionales siguen altas. Y desde el punto de vista de la demanda, junio fue el mejor mes de ventas de Microsoft en Latinoamérica", dijo Rincón.

Agregó que Microsoft Latinoamérica considera que la telefonía móvil, el "hosting" y las nuevas clases de PC (como los "netbooks") serán las áreas donde la empresa pueda aumentar su negocio.