Notimex
El legendario músico realizará tres conciertos en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey
México,.- El legendario compositor italiano Ennio Morricone, quien el 10 de noviembre cumplirá 80 años de edad, estará aquí para dirigir tres conciertos extraordinarios, junto al Coro de la Ciudad de México, en esta ciudad, Guadalajara y Monterrey.

Morricone es, desde la perspectiva del maestro Gerardo Rábago, director del Coro de la Ciudad de México, el compositor de música para cine, aún vivo, más importante en los albores del siglo 21.

En entrevista, luego de afinar los últimos detalles para el concierto que dará en el Auditorio Nacional de esta ciudad el próximo día 27, Rábago aseguró que "el Coro está listo para compartir el escenario con una gran orquesta dirigida por esa leyenda del cine".

Al octagenario talento musical se deben las partituras para filmes de gran éxito taquillero como "Cinema Paradiso", "El Bueno, el Malo y el Feo", "Los Intocables", "Orca, la Ballena Asesina" y "El Decamerón", temas que son fondo de vida musical de miles de personas.

Rábago se preguntó: "¿Quién no recuerda la música de alguna de esas películas? Ahora, el Coro tiene preparado un concierto que hará evocar, a un amplio grupo de amantes del cine y la buena música, pasajes de su vida y no pocos momentos entrañables de sus amoríos".

Subrayó que coro y orquesta se complementarán de armónica, para ofrecer una noche inolvidable a los capitalinos, a tapatíos y regios. "Los 100 integrantes del grupo coral están bien preparados para esta ocasión, de alto honor por ser quien es el invitado".

Informó que el concierto, aunque tiene un balance para que ambas agrupaciones luzcan en todo su esplendor, incluye fragmentos donde el Coro brillará con luz propia y otros donde la orquesta hará lo mismo: "Habrá también una parte donde el piano será quien llene ese local".

Aunque el entrevistado ha realizado innumerables conciertos de música que se inscribe en el repertorio popular, su línea se dirige más hacia la culta. Sin embargo, ahora se siente plenamente feliz por la invitación que le giraron, hace un año, para este concierto.

"Cuando recibí la invitación casi brinqué de gusto. Me enviaron dos discos del maestro Morricone y los escuché con mucho gusto. Al revisitar su filmografía musical y su trayectoria, quedé francamente fascinado", explicó Rábago de cara a ese encuentro.

Acreditó la invitación a que en México hay voces muy buenas y capaces. "Somos una capital importante en este mundo globalizado, donde podemos hacer música de prácticamente cualquier género, desde la más exquisita hasta la más popular y de moda", enfatizó.

Ponderó luego la belleza y potencia de las voces de México, y recordó que "la música coral se hace a mano, de manera artesanal, todo se trabaja poco a poco, y se preparo siempre con un cariño especial". Sin embargo este concierto lo preparó como cualquier otro.

Más adelante puso en relieve que para que el Coro de la Ciudad de México tenga el éxito que hoy ostenta, se tuvo que cumplir la misión del director, que es transmitir a los cantantes lo que el autor quiso plasmar en cada línea del pentagrama que integra la obra.

"En este caso será una experiencia maravillosa poder preguntar, al director vivo y presente, cómo resolvió cada armonía y qué quiso decir con un determinado pasaje armónico. Su música es es muy latina y el público la ama desde siempre", advirtió seguro Gerardo Rábago.

Tras calificar a Morricone como un autor inspirado, de gran corazón y de quien sus partituras conquistan a las multitudes del mundo, el director del Coro de la Ciudad de México dijo que no duda que ese maestro de la música cinematográfica tenga lista su parte.

El programa preparado para la ocasión incluye temas clásicos de cine, como el de "La Misión", que lleva muchos coros, aunque también interpretarán algunas mezclas a manera de popurrís que el público identificará desde los primeros acordes, consideró el entrevistado.