El Universal
José Narro Robles, director de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y aspirante a la Rectoría de la máxima casa de estudios, aceptó que se reunió el sábado pasado con el Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Juan Camilo Mouriño.
Desde el pasado 10 de octubre, la Junta de Gobierno realiza el proceso de consulta entre los universitarios para designar al rector de la Universidad en el periodo 2007-2011.

Entrevistado durante la presentación del libro La Ciencia en la UNAM, el director de la Facultad de Medicina reconoció que fue un encuentro y evitó señalar los detalles al argumentar que no acostumbra revelar el contenido de sus eventos privados. Descartó que con esta reunión -efectuada en un restaurante de un hotel capitalino- signifique el "aval" del presidente Felipe Calderón a su candidatura.

"Aquí (se requiere) el aval de la comunidad universitaria. Es la decisión de la Junta de Gobierno lo único que se requiere... los que me conocen saben que yo hablo con todo el mundo". Narro hizo este reconocimiento un día después de que el presidente Felipe Calderón hiciera público su respeto a la autonomía de la UNAM en el proceso de designación de rector.

Sin embargo, Octavio Paredes, integrante de la Junta de Gobierno, indicó que este tema tendrá que ser analizado, y que en su momento ese órgano de gobierno calificará el peso de este encuentro. "Si yo fuera candidato a la Rectoría, trataría de convencer a los universitarios de que yo soy el bueno".

"Yo me mantendría un poco alejado de este tipo de cosas", sugirió; sin embargo -agregó-, están en libertad de hacer y sostener este tipo de diálogos porque no hay una reglamentación que lo impida.

En entrevistas por separado, al concluir la presentación del libro La ciencia en la UNAM 2007, la también aspirante a la Rectoría y secretaria de Desarrollo Institucional, Rosaura Ruiz, advirtió que "lo que no habría que generar es un compromiso previo" en un encuentro de este tipo.

"Indudablemente un rector o rectora tendría que mantener una relación con el gobierno federal y los gobiernos locales. Pero, no creo que haya que hacer ningún compromiso previamente."

Confió en que la decisión que tomará la Junta de Gobierno se hará con base en las opiniones que hasta ahora se han recogido entre los universitarios.