Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Economía y pesca sostenible: pilares para el cuidado de los océanos

Nacional
/ 26 febrero 2021

La pesca sostenible figura como una acción imprescindible para el equilibrio del planeta, para la generación de vida y prosperidad

Los océanos cubren más del 70 por ciento de la superficie de la Tierra y poseen el 97 por ciento del agua planetaria, por ello son de suma importancia, además de que son los responsables de que el planeta sea habitable para la humanidad al regular su temperatura.

Es claro que sin océanos no hay vida, el agua potable, el clima, las costas, y gran parte de nuestros alimentos, incluyendo el oxígeno del aire que respiramos provienen del mar y son regulados por este. Además, históricamente el océano ha sido esencial para el comercio y transporte de mercancías.

Sin embargo, la sobrepesca y el cambio climático han provocado una grave crisis en los océanos, entre las principales causas de su contaminación destacan; la acidificación de las aguas, provocado por las emisiones de dióxido de carbono, producido por los seres vivos en forma de gas y la acumulación de residuos plásticos.

Océanos: economía del porvenir

A nivel económico, los océanos son considerados por los especialistas como “la economía del porvenir” y coinciden en que su papel es imprescindible en el futuro.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) especifica que algunos de los rubros que abarca su impacto económico son: industrias marítimas (como el transporte, la pesca, la energía eólica en alta mar, la biotecnología marina), pero también los activos naturales y los servicios ecosistémicos que proporcionan los mares (peces, rutas de navegación, absorción de CO2 y similares).

En ese sentido, la pesca sostenible figura como una acción imprescindible para el equilibrio del planeta, para la generación de vida y prosperidad, debido a que los océanos son el canal para el 90 por ciento del transporte mundial de mercancías y sostiene 31 millones de empleos directos.

La pesca sostenible significa pescar o aprovechar los recursos marinos, dejando suficientes en el mar, respetar los hábitats y garantizar que las personas que dependen de la pesca puedan mantener su modo de vida por muchos años más.

Ante los efectos del cambio climático, se vuelve importante adaptar las pesquerías y hacerlas resilientes y sostenibles a través de tres conceptos: medir el estado de las poblaciones de peces, la pesca debe hacerse a un nivel que permita su continuidad, analizar el impacto ambiental, las operaciones pesqueras deben realizarse cuidando el ecosistema, manejo pesquera eficaz, es decir, las pesquerías deben respetar las normativas vigentes y adoptar esquemas de manejo sostenible como las cuotas y vedas.

A pesar de las múltiples bondades y beneficios que otorgan los océanos, desde un enfoque económico y productivo, sin una drástica reducción de las emisiones de dióxido de carbono, los efectos serán catastróficos para la vida marina en el planeta, sin embargo aún se puede hacer algo y diversas organizaciones lo están haciendo alrededor del mundo.


Apostando por la defensa de los océanos en México

Environmental Defense Fund de México (EDF de México); Comunidad y Biodiversidad, A.C. (COBI); Causa Natura, son algunos organismos que ya impulsan estrategias para solucionar la crisis climática que afecta la vida de los océanos y a las comunidades costeras que viven de la pesca.

Estas organizaciones trabajan de manera colaborativa con representantes gubernamentales, líderes de sectores ambientales y energéticos, comunidades costeras, científicos y otras organizaciones de la sociedad civil.

Su trabajo consiste en ofrecer asesorías técnicas, construcción de capacidades, promoción de la participación, además promueven la pesca sostenible, que impacta positivamente en el bienestar de más de 2 millones de mexicanos que dependen directa e indirectamente de esta actividad.

Como parte de sus actividades, organizaciones como estas intentan incidir en la agenda nacional y en las políticas públicas. 

En el ámbito global, EDF es también un jugador importante y con presencia en diversos foros con una perspectiva científica y de desarrollo comunitario, trabajando por la pesca y salud oceánica. Estas y otras organizaciones ambientalistas comparten los valores y objetivos de la Organización de las Naciones Unidas y varias de sus agencias, promoviendo el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) y otras iniciativas, como el recientemente declarado Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible.

La declaratoria abarca del 2021 al 2030, y busca brindar una oportunidad para abordar el desafío definitivo de restaurar la capacidad del océano para nutrir a la humanidad y regular el clima, e influirá en el resultado de los esfuerzos mundiales para detener la pérdida de biodiversidad, implementar el Acuerdo de París y cumplir la promesa de los ODS a través de mayor financiamiento y apoyo a la ciencia, para tomar decisiones de gran impacto para la humanidad en los años venideros.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio