Sismo de 2017 exhibió fallas en la Línea 12; Informe revela que grupo Carso y gobierno de Mancera sabían de la situación

Nacional
/ 1 agosto 2021

Exdirector del Metro asegura que se necesita, por tercera ocasión, una inversión millonaria para reforzar toda la estructura

CDMX.- Columnas de la Línea 12 que construyó el Grupo Carso en el tramo elevado exhibieron, luego del sismo de 2017, una deficiencia en el acero desde su edificación y montaje, por lo que peritos en ingeniería sugirieron una investigación más profunda y eventualmente sustituir piezas completas de la estructura, de acuerdo con un dictamen en el que se analizaron posibles vicios de obra detectados 40 meses antes del colapso.

El Gobierno de la Ciudad de México conoció las conclusiones de ese dictamen a cargo de especialistas en resistencia de edificaciones, a quienes se le encomendó revisar la situación de esa infraestructura después de los sismos del 19 de septiembre de 2017.

El dictamen estableció que a finales de septiembre de 2017 se apreciaba “una falta de acero en los elementos (de la estructura de un tramo elevado de la Línea 12) que fallaron” a raíz del sismo.

Proceso tuvo acceso a esa revisión ordenada en septiembre de 2017 por la Subdirección de Mantenimiento del Metro, a cargo de Jorge Javier Jiménez Alcaraz, y contenida en el documento Dictamen de las condiciones estructurales que presenta la columna ubicada en el punto kilométrico 9+187.00 del tramo Nopalera-Olivos de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo. El desplome de las trabes que causó la muerte de 26 personas y dejó heridas a otras 70 se presentó entre las estaciones Olivos y Tezonco, a sólo unos minutos de esta zona reparada por Slim.

$!Sismo de 2017 exhibió fallas en la Línea 12; Informe revela que grupo Carso y gobierno de Mancera sabían de la situación

CONVENIO

En 2017, después de que el Metro recibió el dictamen firmado por el Director Responsable de Obra (DRO) con el registro 0794, Francisco Armando Islas, CICSA, subsidiaria de Grupo Carso, firmó con el gobierno de Miguel Mancera un convenio de colaboración para apuntalar de manera urgente esas estructuras que no sólo se vieron afectadas por el temblor sino por la deficiente integración de acero, según reveló el informe.

También quedó claro en el convenio la importancia de realizar la reparación de este tramo para garantizar la seguridad de los usuarios y del material rodante del STC que transitaba por esa estructura transportando a más de 63 mil usuarios diarios.

El convenio de colaboración entre el STC Metro y CICSA, al cual Proceso también tuvo acceso, consigna que a raíz del sismo del 19 de septiembre de 2017 los elementos estructurales primarios exhibieron deficiencias en el acero con daños importantes en el tramo Zapotitlán-Nopalera, lo que coincidió, en ese momento, con la zona de descarrilamiento de un tren y donde un cabezal de apoyo perdió el confinamiento de los topes sísmicos que tenían como función evitar desplazamientos excesivos en las trabes del viaducto elevado.

En dicho convenio también quedó asentado que esa columna esencial, la 69, en el tramo Nopalera-Olivos presentó, desde entonces, desprendimiento del recubrimiento, lo que permitió observar el escaso acero en sus estructuras, generando un agrietamiento significativo en la parte inferior.

Sí hay un peligro constante como está ahora el tramo elevado porque no sabemos si en otros tramos metieron menos pernos, no sabemos”.

GASTO

A raíz de este hallazgo de falta de acero en las columnas, se obligó a Grupo Carso y a su empresa contratista Colinas del Buen, a pagar una revisión general de todas las columnas del tramo elevado de la Línea Dorada, asegura a Proceso el exdirector del Metro, Jorge Gaviño, quien explica que para garantizar la seguridad de los usuarios Slim tuvo que pagar el refuerzo de esa columna, colocando trabes de acero adicionales para sostener el tramo elevado, con una inversión de 15 millones de pesos.

Por otra parte, el colapso entre las estaciones Olivos y Tezonco se atribuyó, según otro dictamen de la empresa DNV, a fallas en la soldadura y a la falta de pernos nelson.

“Sí hay un peligro constante como está ahora el tramo elevado porque no sabemos si en otros tramos metieron menos pernos, no sabemos y, entonces, lo que van a tener que hacer en todo es una estructura de refuerzo como la que yo hice en las columnas 11 y 12 con Carso para que no vuelva a ocurrir lo que pasó el 3 de mayo”, dice Gaviño.

Asegura que Slim autorizó en 2017 la reparación, porque de otra manera el Gobierno de la Ciudad de México lo hubiera demando. Incluso se le obligó a revisar todas las columnas de las nuevas estaciones en el tramo elevado. Con información de Proceso