Catherine Ashton es la primera jefa de política exterior de la Unión Europea, la representante internacional de millones de personas con un presupuesto de 7.000 millones de euros y un salario de más de 300.000 dólares al año, pero hasta en su propio país es poco conocida.
Londres, Inglaterra.- Durante semanas corrieron rumores sobre los puestos de presidente y de canciller de la Unión Europea que supuestamente serían para candidatos famosos como el ex primer ministro Tony Blair y el actual secretario del exterior británico David Miliband.

Se creía que se trataría de políticos que le podrían haber dado a la Unión Europea un peso diplomático mayor en asuntos como el cambio climático, el terrorismo o el comercio.

En cambio, los líderes europeos eligieron el jueves a Catherine Ashton y al primer ministro belga Herman van Rompuy, un hombre sin pretensiones que los tabloides británicos apodan ``Rompuy-pumpy`` y es conocido más que nada por escribir haikus en flamenco que publica en un blog.

Catherine Ashton es la primera jefa de política exterior de la Unión Europea, la representante internacional de millones de personas con un presupuesto de 7.000 millones de euros y un salario de más de 300.000 dólares al año, pero hasta en su propio país es poco conocida.

La ex activista antinuclear que cambió su carrera por la de eurócrata es la nueva representante de asuntos exteriores en la Unión Europea y esta elección es casi tan sorprendente para ella como para sus compatriotas.

El viernes Ashton dijo a la BBC que supo que era la principal candidata para el puesto sólo hasta los últimos días. Reconoció su poca notoriedad, pero prometió: ``estoy dispuesta a mostrar que soy la mejor persona para el puesto en los próximos meses y años``.

Las 27 naciones integrantes de la unión crearon los puestos de presidente y canciller como parte del tratado reformista que entrará en efecto el 1ro de diciembre.

Los críticos señalaron a la Unión Europea por la falta de ambición en la elección de Ashton y van Rompuy, que será el primer presidente del bloque.

``Los estados integrantes de la Unión Europea han discutido la elección de dos candidatos muy competentes, capaces y francamente aburridos para estos nuevos puestos``, dijo Richard Whitman, un experto europeo en el centro de especialistas Chatham House de Londres.