Washington, EU.- La actriz australiana Nicole Kidman asegura que en sus declaraciones a los periodistas nunca dice que es feliz, incluido en su matrimonio, porque "uno nunca sabe dónde puede ir algo mal".
En declaraciones a la edición de noviembre de la revista estadounidense Interview, adelantadas hoy, la esposa del cantante australiano de música country Keith Urban explica que nunca dice que es feliz con él "en parte, porque las entrevistas se hacen con adelanto y uno nunca sabe dónde puede ir algo mal".

"Las vidas de las personas en pareja son complicadas y bonitas. No necesitan ser radiadas", explica Nicole Kidman.

"Mi esposo y yo estamos comprometidos el uno con el otro y profundamente enamorados. Eso es como yo lo describiría. Trabajamos para quedarnos así y esperemos que así sea", agrega la actriz de "The Others" y "The Hours".

Kidman, de 40 años, ha sido entrevistada por el novelista Michael Cunningham, quien escribió "Las Horas", cuya versión fue llevada al cine y le valió un Oscar a Kidman por su interpretación de la escritora Virginia Woolf.

Por otro lado, Kidman se refiere a sus años como escolar, cuando soñaba con estar enamorada.

"Lo anhelaba y lo imaginaba. Y además empecé a interpretar papeles en los que estaba enamorada", agrega.

Por otro lado, y sobre su belleza personal, señala que quiere que a su marido "le guste como estoy, pero es la única persona que me gusta".

En la misma revista, Cunningham entrevista a la actriz Jennifer Jason Leigh, quien comparte cartel con Kidman en la película, aún sin estrenar "Margot at the Wedding".

Leigh asegura de Kidman que es "una actriz increíble y muy buena para trabajar con ella. Las escenas son eléctricas".