<span></span>AFP
Nueva York, N.Y.- El jefe de las operaciones humanitarias de la ONU, John Holmes, exigió este miércoles un "cambio radical" a Birmania para facilitar el pleno acceso de la ayuda humanitaria internacional y evitar una segunda ola de muertes tras los estragos causados por el ciclón Nargis.
"Lo que necesitamos es una respuesta multinacional dada la envergadura de la crisis y para ayudar a evitar una segunda ola de muertes, que todos tememos por la propagación de enfermedades", dijo Holmes en rueda de prensa.

Según Holmes, "el principal problema que tenemos actualmente es que no se permite el acceso del personal humanitario internacional a las áreas afectadas en el delta" del Irrawaddy (suroeste).

"Seguimos urgiendo a las autoridades de Birmania un cambio radical en ese sentido, para permitir que el personal internacional haga su trabajo en las áreas afectadas", agregó.

Holmes indicó que el último balance oficial es de 38 mil 491 muertos y 27 mil 838 desaparecidos, pero advirtió que existe el temor de que las cifras reales sean "significativamente mayores", del orden de los 100 mil muertos o incluso más.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, convocó para este miércoles una reunión en Nueva York con varios países donantes para examinar una estrategia más eficaz de ayuda humanitaria internacional al país asiático.