Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

“Ensayo sobre débiles”

Opinión
/ 1 diciembre 2021
true

Estoy hablando de una obra de teatro, ¿o en quiénes están pensando?

Les platico: esta no es una crónica de la pieza presentada por la Compañía de Teatro Experimental de la UANL.

Si lo que buscas es eso -una crónica- por favor sáltate hasta el CAJÓN DE SASTRE, donde la irreverente de mi Gaby te dará la pista para encontrar una muy buena sobre este montaje que arrancó el 26 de noviembre, le siguió el 27 y 28 y cerrará los días 3,4 y 5 de este diciembre en el escenario del hermoso Colegio Civil, en éstas bárbaras tierras del norte.

Entonces, aclarado el asunto...

¡PRIMER ROUND!

En el teatro experimental, la plasticidad, la dramaturgia corporal de los actores, el sonido, sus efectos, la estridencia de los ruidos, la música de fondo, están por encima de todo.

A veces, como fue en este caso, los actores se meten como pugilistas consagrados en ese lineup que acabo de plantear aquí como sello del teatro experimental.

Es que, los de esta puesta en escena son tan buenos que se van a morir siéndolo, como sucede en la escena semi final de este “Ensayo sobre los débiles”:

Janneth Villarreal, Janina Villarreal, Pedro Rivera, Calixto Valdez y Antonio Craviotto, quien además es el director.

Y aquí voy a empezar a irreverentear al más puro estilo de DETONA. Si se ríen, se llevan y si se llevan, se aguantan. ¡Arre!

SEGUNDO

Lo nuevo no trae buena suerte, dice uno de los actores.

Y claro que tiene razón. Si no, pregúntenle al alicaído México de nuestros días que eligió por parte de unos cuantos, un presidente que le está partiendo su madre al país y a millones de sus ciudadanos.

TERCERO

Solo a las mujeres de piernas largas se les permite decir mentiras.

Bueno, corrigiendo el guion de Alberto Villarreal: Claudia Sheinbaum también las sabe decir muy bien... y no tiene piernas muy largas que digamos.

Las mujeres aman la buena memoria porque quieren que las recuerden para siempre.

Aunque algunas no tengan m...emoria, ¿verdad Tatiana Clouthier?, a la que ya se le olvidaron las chingas que les puso verbalmente a los gobiernos corruptos del PRI, desde su palestra vuelta curul en el PAN.

$!“Ensayo sobre débiles”

CUARTO

Escuchando plegarias y maldiciones.

Falta de misericordia que ni siquiera la naturaleza tiene.

Hay que ganarse la vida perdiéndola.

Una maldición aunque sea ficticia es verdadera.

Al maldecirme estoy en nuestro mundo.

He aquí a Su Alteza Serenísima, “Andrés Manuel IV el Dodo Bobo”, el antes autoproclamado “Ganso El Relicario”, y también helos aquí a sus fieles súbditos.

“Bestialicemos al mundo neoliberal”, dice la proclama vuelta arenga desde el púlpito del Palacio Nacional, y los muy p3nd3jos podaron los cetos de sus jardines en forma de animales.

Bestia que a través de trucos aprendidos en otros partidos, cree que puede dominar a su domador. El presidente intentando controlar a las tribus de su propio partido.

No hay nada peor que morir en una pelea de box clandestina. Las luchas intestinas de un movimiento que no supo ser partido y de un partido que no supo gobernar.

QUINTO

El mundo (y México) se está haciendo viejo y nosotros también con él.

Hoy, a los idiotas no se les puede confiar ni las sobras de pan.

Alguien será escogido (elegido) pero debe estar dispuesto a hacer el bien.

Una limosna que cuente mucho. Los 30 millones de votos que llevaron a AMLO al poder.

Nadie puede tragarse al mundo cómo está. AMLO y sus secuaces, Gertz Manero por delante.

Se puede robar a manos llenas, como dice un ladrón inteligente. He aquí ahora a los panistas criticando a los priyistas y a éstos, los morenistas.

SEXTO

Tengo un trabajo al que voy a fracasar cada día. Los profesores panameños que al alumno que reprueba una materia le dicen “fracasado”. Pobres diablos... los profesores.

$!“Ensayo sobre débiles”

SÉPTIMO

Nadie -o muy pocos- valoran lo que se nutre de la verdad. La realidad mediática artificial en que vivimos.

OCTAVO

Decir mentiras a personas indefensas. El amor y el odio son un reclamo de conciencia. Con ridículos verbales, muerde sus esperanzas, sus diferencias y sus traiciones.

Cargar los hechos de irrealidad es bárbaro y brutal.

Se puede confiar en el odio como algo duradero.

Me gusta propiciar algunos escándalos.

Ese que ahí dice que gobierna está lleno de de emociones viscerales.

La tierra camina sobre nosotros y no al revés.

Ponerse a disposición de un vicio olvidado, ese es su oficio.

Las pesadillas de uno despiertan o hacen llorar al otro, como ocurre con los siameses.

Hay gente en el gobierno que nació bajo tierra, por eso el mote de “rábanos” que reciben. Bueno, también porque nomás por fuera son rojillos, pues por dentro son blanquillos.

Hay temas del gobierno en los que caben todo, hasta un mismo país.

De pronto veía a la gente como comprimidos embutidos de carnes y algo de cerebro, muy poco, por cierto.

AMLO y los súbditos que en él siguen creyendo.

NOVENO

Inventar religiones.

Va a terminar más solo que un bostezo al mediodía. AMLO desde su rancho-exilio de Palenque.

DÉCIMO ROUND

Piedad para quienes nos rodean porque no saben el peligro que acecha.

La noche viene de regreso y nos va a caer encima.

Conviene estar con una disculpa siempre a flor de piel, por aquello de las equivocaciones repetidas.

Creo que a partir de ahora, podemos ignorarlo.

Sí, es ese en quien están pensando... y en aquellos que lo siguen pensando.

CAJÓN DE SASTRE

“Busquen sobre ésta obra, la crónica de Gustavo Mendoza, no tiene desperdicio”, sugiere la irreverente de mi Gaby.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie