Cleveland.- El toletero dominicano de Boston fue acreditado con un sencillo por un batazo que creyó fue un jonrón en el quinto juego de la serie de campeonato de la Liga Americana el jueves en la noche.
Ramírez disparó un elevado a lo profundo del bosque central al primer lanzamiento del zurdo de los Indios C.C. Sabathia en el tercer inning. Grady Sizemore por poco y le llegó a la pelota, que

pareció tocar una raya amarilla en lo alto del muro y luego rebotó de vuelta al terreno.

Ramírez, quien hizo enfadar a algunos jugadores de los Indios por quedarse a admirar un jonrón suyo en el cuarto juego, salió muy lento de la caja de bateo y trotó hacia la inicial. Amagó con chocar manos con el coach de primera Luis Alicea al cruzar la base.

Pero los umpires inmediatamente indicaron que no fue jonrón. Según el reglamento del Jacobs Field, la pelota debe traspasar la raya amarilla para que se le considera un jonrón. El piloto de los Medias Rojas Terry Francona salió de la caseta para reclamar. Los umpires debatieron varios minutos, pero ratificaron la decisión original y Ramírez quedó estancado en primera.

Por televisión dio la impresión que la pelota tocó la raya, pero no la traspasó.

El día previo, Ramírez suscitó un poco de asombro cuando le preguntaron si confiaba en que los Medias Rojas serían capaces de remontar la serie, el dominicano no se inmutó. "Si sale mal, tenemos el próximo año y lo intentaremos otra vez. No es que sea el fin del mundo".