El Universal
Se ubicaba en la carretera Tijuana-Tecate y en el lugar sólo se halló un tambor que contenía gasolina
Elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) desmantelaron una toma clandestina de gasolina instalada en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El lugar fue resguardado por el Ejército Mexicano, que impidió la entrada a medios de comunicación y la paraestatal no ha dado información, pero trascendió que una manguera conectada a la tubería extraía el combustible.

Al lugar, ubicado en el kilómetro 29 de la carretera Tijuana-Tecate a la altura del poblado Maclovio Rojas, acudieron agentes federales, militares y de Protección Civil que verificaron las condiciones de la instalación para evitar algún riesgo de explosión.

Aunque sólo encontraron un tambor de 200 litros que contenía gasolina en un 60 por ciento, se sospecha que la toma clandestina pudo ser utilizada por un tiempo indeterminado.

Una válvula conectada a la tubería llevaba el combustible a través de una manguera de unos 15 metros hasta una propiedad ubicada junto al ducto.

De acuerdo con información extraoficial, no hay detenidos.