Notimex
Puerto Peñasco, Son.- Al destacar la complementariedad de las economías de México y Estados Unidos, el presidente Felipe Calderón llamó a establecer una estrategia conjunta contra la delincuencia organizada que amenaza ambas fronteras.
En la 25 Conferencia de Gobernadores Fronterizos, el Ejecutivo mexicano refrendó su compromiso con los derechos y las libertades de los connacionales en el vecino país.

Ante los gobernadores de la frontera mexicano-estadunidense, reiteró que México no se alegra por la migración porque se dividen las familias, los pueblos y las comunidades, y porque además se va lo mejor del país, los hombres más audaces.

Calderón subrayó que su gobierno trabaja duro para generar las condiciones que permitan a cada mexicano encontrar aquí las oportunidades de empleo digno y bien remunerado.

"Quienes hemos vivido en estados con alta migración hacia Estados Unidos, no nos alegra la migración; sabemos que lo mejor de nuestra gente, la más fuerte, la más audaz, la que tiene las agallas para enfrentar, incluso, el riesgo de muerte en busca de un mejor futuro para los suyos" es la que abandona el país.

Asimismo, exigió la libertad para trabajar donde se pueda aportar mejor al crecimiento y progreso de las personas y de las naciones, al tiempo de expresar el propósito de tener una frontera segura entre Estados Unidos y México.

Al refrendar que para detener la migración puede más un kilómetro de carretera en Zacatecas o Michoacán que un muro en Texas o Arizona, el presidente de la República subrayó que "una tarea común es buscar cosas que nos acerquen y no que nos alejen".

Y es que "buscar la manera de evitarnos sólo va a crear distancias entre dos naciones que están llamadas a no sólo ser vecinas, sino a permanecer unidas y hacer firmes aliadas frente a retos comunes que sólo en conjunto podemos enfrentar y superar".

Por tal razón, "comparto el propósito de tener una frontera segura entre Estados Unidos y México. Nuestras naciones deben construir un concepto de seguridad fronteriza fundado en valores y prácticas democráticas y sobre todo, en el respeto pleno a la soberanía de ambos estados y a los derechos humanos". Sigue

Insta Calderón a EU... dos... humanos A su vez, el mandatario subrayó la lucha de México para enfrentar con toda la fuerza del Estado a la delincuencia organizada, pero admitió "es un problema que va más allá, mucho más allá, de nuestras fronteras y que de hecho tuvo en su momento como principal causa el consumo de drogas en los Estados Unidos".

Por esta razón, Calderón aprovechó para subrayar que es indispensable que ambas naciones "establezcamos cuanto antes una estrategia conjunta para enfrentar conjuntamente este problema común".

Sostuvo que será con pleno respeto a la soberanía y jurisdicción de cada país a través de principios de corresponsabilidad, porque "cada uno debemos asumir la parte del trabajo y el compromiso que nos corresponde".

Aseguró que la mano de obra mexicana es indispensable para mantener y desarrollar el desempeño económico de Estados Unidos.

El mandatario mexicano dijo que "si queremos ganar la batalla contra la inseguridad", es necesario que Estados Unidos y México intensifiquen las acciones para reducir el consumo y tráfico de drogas y combatir a la delincuencia organizada que aqueja a ambos lados de la frontera.

Así como el gobierno mexicano a niveles federal y estatal ha redoblado los esfuerzos para recobrar la tranquilidad de las calles y los hogares de las ciudades fronterizas del país, también es necesario que en Estados Unidos se intensifiquen las acciones para reducir el consumo y combatir la delincuencia organizada, sostuvo.

Es fundamental, subrayó, que se refuerce las medidas para detectar e impedir el flujo de droga, pero también el flujo de dinero ilícito.

"Es prioritario que se frene el tráfico de miles de armas de Estados Unidos que entran a México pues contribuyen al incremento de la violencia y la criminalidad", planteó.

Además, "son utilizadas por las organizaciones criminales y el narcotráfico, y han costado la vida de decenas de policías y soldados mexicanos en el cumplimiento de su deber tan sólo en el último año".

A la reunión asistieron los gobernadores de California, Arnold Schwarzenegger; de Arizona, Janet Napolitano, y los representantes de Nuevo México y Texas.

Así como los gobernadores de Baja California, Eugenio Elorduy; de Coahuila, Humberto Moreira; de Chihuahua, José Reyes Baeza; de Nuevo León, José Natividad González; Tamaulipas, Eugenio Hernández, y el anfitrión y presidente de la Conferencia de gobernadores el mandatario de Sonora, Eduardo Bours.

En esta conferencia se reúnen por segunda ocasión Felipe Calderón y Arnold Schwarzenegger, luego de que éste visitara al presidente mexicano el año pasado durante la transición.