Notimex
Promotores de la reforma migratoria pidieron hoy a la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, promover acciones legislativas que ofrezcan una protección temporal a indocumentados que son blanco de redadas a través del país.
Washington.- De igual forma renovaron su demanda para que el gobierno decrete una moratoria en las redadas, que dijeron esta resultando en la separación de familias y esta generando un temor colectivo que esta orillando a muchas familias a una situación de anonimato mas profunda.

'Esta es una crisis nacional', dijo Gabriela Lemus, Directora del Consejo Nacional del Trabajo Para el Progreso Latinoamericano.

En conferencia de prensa donde estuvo presente Saúl Arellano, el hijo de Elvira Arellano y decenas de menores cuyos padres han sido deportados, Lemus dijo que la situación puede escalar si el Congreso no interviene cuanto antes.

Emma Lozano, Directora de la agrupación Familia Latina Unida Sin Fronteras, indicó que la situación que están viviendo algunas comunidades esta generando temor pero también ha llevado finalmente a la comunidad de inmigrantes a responder.

'Estamos viendo como nuestra gente responde, organizándose y convocando a boicots porque hemos decidido que esto ha llegado ya al limite', dijo.

Enrique Fernández, Asistente Ejecutivo del Congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez dijo que la presencia de casi medio centenar de personas en el evento de este día celebrado en una de las salas del Congreso, era muestra de la urgencia de retomar el tema de la reforma migratoria.

'Ustedes son la mejor evidencia de que el problema no esta muerto como muchos claman', dijo.

Fernández dijo que el fracaso de la reforma en el Senado fue una de las causas que motivaron que Gutiérrez, co-autor de la propuesta de reforma en la Cámara de Representantes, decidiera dar marcha atrás a su decisión de retirarse del Congreso este año.

'El no podía aceptar que no haya una bandera que diga `misión cumplida'', dijo.

Posteriormente el grupo de traslado a la oficina de Pelosi donde entregó una carta en la que piden a la dirigente demócrata promover acciones legislativas que brinden protección temporal a los millones de indocumentados que se encuentran en el país.

'No podemos aceptar declaraciones por parte del liderazgo demócrata en el sentido de que esta campaña de terror no puede aliviarse hasta tres años o más después de las próximas elecciones', apuntaron.

Reconocieron que aunque una reforma migratoria no podrá concretarse en la presente coyuntura 'hay proyectos delante de usted que protegerán a nuestras familias de las redadas inhumanas e imperdonables y las deportaciones y separaciones, más los despidos por causa de las cartas no-match'.

Las cartas son notificaciones enviadas a empleadores por el Departamento de Seguridad Interna (DHS) como parte del programa implementado semanas atrás para combatir la presencia de trabajadores ilegales, motivo de al menos dos demandas para bloquearlo.