Notimex
El presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales en la Cámara de Diputados, Diego Cobo Terrazas, llamó a todos los sectores involucrados para que analicen los alcances del proyecto de la refinería que se construirá en Tula, Hidalgo.
México.- El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) pidió garantizar que la nueva refinería que se espera instalar en Tula, Hidalgo, no generará más contaminación en la cuenca del valle de México.

"Debemos saber si ésta contaría con la mejor tecnología disponible para revertir los procesos de contaminación", dijo en entrevista en San Lázaro el legislador del PVEM.

Además pidió que no se descalifique la decisión que se tomó en cuanto a la ubicación, "primero habría que conocer los términos de la configuración del proyecto general con el fin de saber si servirá para revertir el proceso de degradación y contaminación que existe, y tratar de hacer sustentable el proyecto de la nueva refinería".

El también vicecoordinador del grupo legislativo recordó que el petróleo y los hidrocarburos no son la mejor opción desde el punto de vista ambiental, sin embargo si se configura un proyecto para una refinería con la más alta tecnología se lograrán abatir los niveles de contaminación.

"Se generará una derrama económica importante en la región y se crearán proyectos sociales que impliquen la descontaminación de la zona de Tula", insistió.

Dijo que la infraestructura que existe de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad se puede favorecer con la inversión y ayudar a que esas instalaciones viejas se reconfiguren y se revierta el proceso de degradación y contaminación que hay en la región.

Al recordar que la zona industrial de Tula está muy contaminada, señaló que tanto el valle de México como Hidalgo comparten la "cuenca atmosférica".

Por lo que "debemos poner mucha atención para que la nueva refinería utilice la ultima tecnología con sistemas anticontaminantes, y si se hacen bien las cosas se revertirá la contaminación a la que ya de por sí está sujeta".

Cobo Terrazas aclaró que la experiencia previa señala a cualquier ciudadano que una nueva instalación de Pemex es terrible, por lo que debe haber un esfuerzo conjunto de los gobiernos estatal y federal.

El estado se beneficiará de inversiones importantes que generarán empleos, pero también debe existir responsabilidad de la paraestatal y del gobierno federal para que las cosas se hagan bien y la refinería no provoque daños a la comunidad y al medio ambiente, añadió.