Notimex
México.- Jesús Zambrano deslindó hoy a la corriente Nueva Izquierda de las irregularidades que se han presentado en la elección interna del PRD y pidió declarar "inelegibles" a quienes hicieron trampa.
Dijo que la corriente mayoritaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD), a la que pertenece el líder nacional, Jesús Ortega, mantiene los compromisos plasmados en el Pacto de Civilidad para que la elección transcurra sin sobresaltos.

En ese sentido, dijo, si se comprueba responsabilidad de quienes han incurrido en la compra de votos o han provocado violencia deberán ser sancionados conforme a la norma electoral y del partido.

"No meteremos las manos ni solaparemos a nadie", señaló.

En entrevista, Zambrano confirmó que los representantes de las corrientes Nueva Izquierda e Izquierda Unida, presentaron sus respectivas quejas en la mesa política que ha dado seguimiento puntual al desarrollo del proceso.

En un hotel del centro histórico, Zambrano, integrante de esa mesa política y en la que también participan autoridades del gobierno capitalino, propuso que a quienes se les comprueben irregularidades deberán ser "inelegibles" aunque ganen la contienda interna.

Agregó que se han envidado brigadas con una representación plural a los puntos donde se han reportado quejas, a fin de desactivar cualquier problema, por lo que confió en que el proceso electoral concluirá con tranquilidad.

Los incidentes, dijo, son "aislados" y no se han registrado un ambiente de confrontación en la elección de candidatos a diputados federales, locales y jefes delegacionales.