Notimex
El ombudsman capitalino, Emilio Alvarez-Icaza, presentó el Diagnóstico y Programas de Derechos Humanos en Washington
El ombudsman capitalino, Emilio Alvarez-Icaza, sostuvo que a nivel internacional existe preocupación ante el hacinamiento en los reclusorios del país y la inseguridad, por el riesgo de que en busca de una solución se reduzcan derechos ciudadanos. 

Como parte del Diagnóstico y Programas de Derechos Humanos del Distrito Federal, señaló que en breve la  Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) presentará ante la Asamblea Legislativa una propuesta para modificar el Código de Procedimientos Penales, a fin de evitar la reclusión de personas por pobreza o por penas mínimas. 

Casi 60% de la población carcelaria se encuentra ahí por delitos menores, lo cual genera una abuso de la pena privativa de la libertad, lo que desde los estándares internacionales, se considera como la última opción, refirió el presidente de la CDHDF.

Recordó que en 2007 el relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para Personas Privadas de Libertad y para México, Florentino Meléndez, visitó el Reclusorio Oriente, uno de los más poblados de América Latina, y manifestó su preocupación por el hacinamiento. 

En otro rubro, Alvarez-Icaza Longoria señaló que en Latinoamérica existe la preocupación de que la seguridad pública no se utilice con fines electorales. 

Durante la presentación del diagnóstico, en Washington DC, Estados Unidos, el titular de la CDHDF habló también de la falta de infraestructura adecuada para aplicar el Sistema de Justicia para Adolescentes. 

Sobre las condiciones laborales del personal del Servicio Médico Forense, el ombudsman capitalino señaló que el organismo investiga la presunta falta de higiene y la falta de seguridad para el personal, de lo cual ya se informó al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.