LA JORNADA
México, D. F. .- El presidente del Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, aseguró este viernes que "varios presidentes y varios políticos se han robado mucho dinero" en México, en un discurso en que criticó lo que a su juicio es una falta de apoyo del gobierno a las empresas nacionales.
"En Televisa a nosotros no nos regalaron nada", dijo el empresario, quien a la vez deslizó críticas a Telemundo, la empresa que ha intentado en vano obtener un permiso para operar una cadena de televisión abierta en México.

Dos de los principales empresarios de México, Emilio Azcárraga y Roberto Hernández, ex accionista de Banamex y hoy consejero de Citigroup, participaron ayer en un foro organizado en el Distrito Federal por el Instituto de Empresa (IE) de Madrid, en el que con matices expresaron críticas a la actuación de los gobiernos, así, en sentido genérico, hacia las compañías privadas del país.

Roberto Hernández, quien además de empresario del sector financiero tiene intereses en la industria turística, aseguró que México vive en una "mediocridad" política sin una actuación decidida del gobierno para combatir monopolios.

Para Hernández, quien habló ante un auditorio compuesto por estudiantes y profesores del IE, resulta lamentable ver que el país camina hacia atrás; en el terreno empresarial, lamentó lo que a su juicio es una tendencia de las empresas mexicanas de concentrarse en la gestión familiar y el mercado local, en vez de abrirse.

Ligó de esa manera la crítica a la actuación gubernamental, al señalar que en tanto haya "menos gobierno, menos regulación y menos monopolios se crearán más empresas".

Después de Hernández, el presidente del Grupo Televisa tomó la palabra en el llamado "Global alumni forum" del IE para lanzar acusaciones de corrupción contra políticos y presidentes de la República, aunque no ofreció detalles para sustentar sus afirmaciones.

"En Televisa a nosotros no nos regalaron nada, nosotros hemos pasado por varias crisis, varios presidentes y varios políticos que sí han robado muchísimo dinero. Si tenemos el canal 9, es porque el canal 8 no pudo; y si Sky está solo es porque DirecTV no pudo. ¿Y ahora me van a castigar porque se ha competido y porque gano?", declaró Azcárraga Jean.

El empresario televisivo apuntó: "así como Telemundo ha querido entrar a México, yo he querido entrar a Estados Unidos. A mí me corrieron de Estados Unidos. Ahí vemos como los americanos (sic) y su gobierno defienden a las empresas americanas (sic), lo mismo en España. Y en México lo que se dice es que no hay que apoyar a las empresas mexicanas en todos sus rubros, no sólo en televisión".

El costo de la reforma energética

En el mismo foro, el empresario Valentín Díez Morodo, accionista del Grupo Modelo y de Aeroméxico, estableció que una reforma al sector energético a fondo entraña un costo político para sus promotores.

Sin embargo, consideró que sí habrá una reforma a la actual estructura del sector energético, ahora controlado por el Estado, aunque es posible, dijo, que sea incompleta por el costo político que representaría.

La televisora busca crecer en el exterior

Grupo Televisa se enfocará en crecer en el exterior, buscando oportunidades en el floreciente mercado de televisión hispano estadunidense, porque ya ha alcanzado su límite de expansión en México, comentó el presidente de la empresa.

Televisa, el mayor productor de contenidos en español a nivel mundial, tiene una participación de 70 por ciento del mercado de la televisión abierta en México, país con más de 100 millones de habitantes.

"Para este momento, Televisa ha alcanzado sus límites de expansión en México (...), buscamos crecimiento fuera de nuestras fronteras", dijo Emilio Azcárraga Jean, presidente de Televisa, en un foro académico.

Hace unos días, Televisa anunció su intención de participar en la adjudicación de un nuevo canal de televisión en Colombia; sin embargo, su mayor objetivo sigue siendo Estados Unidos, donde en 2006 fracasó en la puja por adquirir la cadena Univision.

Poco después, Televisa vendió una participación de 11 por ciento que tenía en Univision, a la que sigue atada por un contrato de programación exclusiva hasta 2017, que busca dar por terminado en los tribunales estadunidenses alegando incumplimiento de términos.

Univision es la cadena de televisión líder en el mercado hispano y la programación de los horarios estelares es proporcionado por Televisa. La empresa mexicana ha dicho que una de las claves del éxito de Univision son sus programas, como las telenovelas y programas de entretenimiento. La rescisión del contrato con Univision dejaría libre al grupo mexicano para comercializar sus programas al mejor postor.

"Debemos de tratar todos de llegar a un buen arreglo, y si no luchar por los derechos que son nuestros", señaló Azcárraga, quien destacó el atractivo del mercado hispano de Estados Unidos por su creciente poder adquisitivo. El empresario planteó como una posibilidad buscar la entrada a través de sistemas de televisión de paga. "La televisión tradicional hoy es la más importante, pero la penetración del cable, y más en Estados Unidos, es muy alta", destacó el ejecutivo.

Televisa, que genera 50 mil horas de programación al año, también ha comenzado a desarrollar proyectos en países como China, en donde planea producir una versión en chino y con talento local de su telenovela Destilando amor, versión mexicana de la colombiana Café con aroma de mujer".