Notimex
México.- La Secretaría de Gobernación (Segob) tiene en marcha un programa de Protección Civil Infantil, para dar a conocer a los menores las acciones que se llevan a cabo para la prevención de desastres.
Con información del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y algunas historias relacionadas con fenómenos naturales, narradas por personajes como "Juanito Volcano" y "Armandillo", la dependencia promueve, desde temprana edad, el establecimiento de una cultura en la materia.

En textos dirigidos a los menores, explica qué es la Protección Civil y los desastres que se pueden originar ante cinco "agentes perturbadores": hidrometeorológicos, socio-organizativos, geológicos, químico-tecnológicos y sanitarios-ecológicos.

Detalla que los agentes hidrometeorológicos se deben a cambios meteorológicos, de movimientos de las aguas de mares, ríos y presas, y causan tormentas eléctricas y tropicales, huracanes, sequías, inundaciones, calor o frío extremos, granizadas y nevadas.

En un enlace de su página en Internet, la Segob expone que los agentes socio-organizativos son concentraciones masivas de población, accidentes aéreos, marítimos o fluviales, interrupción de servicios de luz o el metro, el terrorismo y el sabotaje.

Indica que esos se presentan cuando mucha gente se reúne en un mismo lugar y se produce una falla en uno de los sistemas que ha inventado el hombre.

Sobre los agentes geológicos expone que son producto de los movimientos de las capas tectónicas y su combinación con otros agentes como sismos, maremotos (también conocidos como tsunamis), actividad volcánica y flujos de lodo.

En tanto, los agentes químico-tecnológicos tienen que ver con la vida de las personas, los avances meteorológicos y las industrias, por ejemplo incendios forestales y urbanos, radiación y explosiones.

A su vez, añade que los agentes sanitarios-ecológicos están relacionados con el crecimiento de la población, sus industrias y la contaminación que originan, y se refleja en la contaminación, la lluvia ácida, las plagas, la desertificación y las epidemias.

Explica que el Sinaproc está integrado por un grupo de personas que pertenece tanto al sector público (dependencias de gobierno), como al privado, que se ponen de acuerdo con las autoridades de los estados para hacer planes y programas para proteger a los ciudadanos y sus pertenencias de los peligros que representa un desastre.

Entre otras cuestiones, esos programas permiten conocer lo que se debe hacer antes, durante y después de un desastre y señala a los menores que junto con su familia deben conocerlos "para ayudar a las autoridades a protegerlos".