Notimex
Londres, Inglaterra.- Los equipos de rescate de Bangladesh siguieron hoy sus labores en busca de sobrevivientes del ciclón Sidr, que hasta el momento ha dejado cerca de tres mil muertos y 2.7 millones de damnificados, según la televisión privada ATN Bangla.
El Ministerio de Control de Desastres ubica en dos mil 388 los muertos a causa del fenómeno natural que azotó el sur del país el jueves pasado, aunque la Cruz Roja estima que el número de muertos podría alcanzar los 10 mil y los damnificados serían siete millones.

A tres días del ciclón con vientos de hasta 250 kilómetros por hora, las unidades de socoro continúan sus operaciones de rescate, con la ayuda del ejército, en busca de posibles sobrevivientes en muchas áreas, en medio de dificultades para acceder a áreas devastadas.

El meteoro, el peor en los últimos 16 años, también dejó más de cinco mil heridos y destruyó en su totalidad 273 mil casas y siete mil 340 hectáreas de cultivo en el sur y suroeste del país, de acuerdo con datos del ministerio.

Además, Sidr provocó un desastre ecológico en el mayor manglar del mundo, los Sunderbans, inscrito en el patrimonio mundial de la Humanidad.

Calificado por los meteorológos como el peor ciclón en décadas, Sidr ('ojo' en bengalí) barrió la costa de Bangladesh y causó una crecida del mar de cinco metros en un país donde 60 millones de personas viven a menos de 10 metros sobre el nivel del mar.

El distrito de Bagerhat fue el más golpeado por el ciclón con 610 muertos hasta el momento, según el gobernador Sahidul Islam, quien reconoció que 'nunca había visto una devastación de esta magnitud'.

En los distritos costeros, decenas de miles de personas viven estos días a cielo abierto, sin acceso a alimentos, agua ni medicinas, mientras los sobrevivientes se esfuerzan todavía entre lágrimas por enterrar dignamente a sus seres queridos.

La Marina de Bangladesh ha enviado toneladas de víveres y medicamentos a los damnificados del ciclón, el peor desde el ocurrido en 1970 con un saldo de 500 mil muertos y el de 1991 que se cobró la vida de 138 mil personas.