La Jornada
Conaculta, INBA, INAH e Imcine, las instituciones más afectadas
El proyecto de Presupuesto de Egresos para 2010 en el sector cultura contempla una disminución de 3 mil 338 millones de pesos comparado con el del ejercicio fiscal 2009, cuando la Cámara de Diputados autorizó un gasto de 13 mil 222 millones.

Dicha caída sería de 25 por ciento. Ante esa circunstancia, la Comisión de Cultura del órgano legislativo dio a conocer una propuesta a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública para ampliar el gasto en 5 mil 104 millones de pesos, con el propósito de dar viabilidad a las actividades en dicho rubro.

Si los diputados no incrementan el presupuesto para esa área las instituciones más afectadas serían el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), con una merma de mil 862 millones; el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), 509 millones; el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), 465 millones, y el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), 164 millones.

Además, la Universidad Nacional Autónoma de México dejaría de percibir para actividades culturales 117 millones de pesos; Canal 11, 59 millones; Televisión Metropolitana (Canal 22), 28 millones; Instituto Mexicano de la Radio, 18 millones; Centro Cultura Tijuana, 20 millones; Fondo de Cultura Económica, 31 millones; Universidad Autónoma Metropolitana, 18 millones; Estudios Churubusco, 11 millones, y el Centro de Capacitación Cinematográfica, 9 millones.

La Comisión de Cultura argumenta en su propuesta de presupuesto que México es uno de los países más vastos y diversos en materia cultural.

Ocupa, junto con India y Reino Unido, el sexto lugar en la lista del patrimonio mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, atrás de Italia, España, China, Alemania y Francia, y es el primero en América. A lo anterior se suma la infraestructura de museos, pues hay mil 107 lugares, en los cuales se exponen vestigios e historia del país.

Además, la riqueza patrimonial se encuentra diseminada en diversas poblaciones, donde se han enumerado 113 mil monumentos con valor histórico de los siglos XVI y XIX, y más de 16 mil del siglo XX con valor artístico.

Dicho patrimonio, reitera el órgano legislativo, abarca una enorme variedad de manifestaciones y valores, que van de lenguas, tradiciones, fiestas, ceremonias técnicas artesanales, música, expresiones escénicas, tradición oral y emblemas, a indumentaria, gastronomía y tradición histórica.

La exigencia de la Comisión de Cultura también tiene que ver con los compromisos que el gobierno federal ha adquirido para conmemorar el primer centenario de la Revolución mexicana y el segundo de la Independencia. "Esto es una invitación transversal para hacer una reflexión histórica verdaderamente nacional sobre nuestro pasado que nos lleve a entender y valorar el legado que como generación queremos dejar y cuál es el futuro de nuestra nación. El festejo debe ser nacional, nadie debe quedar fuera. La participación y aportación de las entidades federativas y municipios es fundamental."

La iniciativa que presentó la Comisión de Cultura para ampliar el gasto en el rubro plantea que los recursos provendrán de las reasignaciones que serán aprobadas por el pleno de la Cámara de Diputados y de los ingresos del Fondo de Estabilización Petrolero.