Lucía Sánchez
Las recetas que por generaciones se han conservado en familia ahora pueden ser degustadas por todos los saltillenses a través del libro `Sabor de Antaño'
Saltillo.-La memoria es una facultad psíquica tan fuerte que determina el comportamiento de un ser humano.

Pero no nada más se recuerdan acontecimientos en el devenir de la vida, sino en los elementos que definen el entorno, como los olores y los sabores.

Las cocinas saltillenses son espacios que han escrito la historia por generaciones. Nos hablan de lo que comen de acuerdo a lo que produce la localidad en que se sitúan, los requerimientos nutricionales, los fenómenos migratorios y hasta las creencias religiosas. Para conocer y degustar aquello que a nuestros ancestros representó un verdadero placer, existe el libro "Sabor de Antaño".

El DIF Municipal y el Archivo Municipal de Saltillo unen esfuerzos para poner en circulación este texto que representa un verdadero tesoro que toda familia debe tener en casa. Contiene recetas que generación tras generación se conservan en las cocinas, pero a las que hay que cuidar debido a que el ritmo de vida actual parece dejarles poco espacio de acción.

La publicación es el resultado de un concurso del mismo nombre al que el DIF Saltillo convocó en 2006, a iniciativa de su presidenta Patricia Arizpe de De las Fuentes. Patricia Gutiérrez Manzur, directora del Archivo Municipal y coordinadora de este proyecto editorial, indica que la gran mayoría de los participantes en este certamen fueron personas de la tercera edad, que enviaron recetas que conservaban en su memoria compartidas por sus ancestros.

"Al concurso llegaron una gran cantidad de recetas que se conservaban como verdaderos tesoros", señala, "de muy diferentes orígenes y propuestas culinarias, desde ensaladas hasta platos fuertes de aves, pollo, pescado, res, pasando por la repostería y los postres tradicionales como las cajetas y pan de acero".

Los resultados de este certamen fueron tan gratos, que con el deseo de verdaderamente rescatar y compartir la riqueza culinaria de la región, se decidió publicar un libro.

"Si se desea guardar y prevalecer algo la mejor alternativa es a través del blanco y negro, de aterrizarlo en un impreso y dejar constancia de ello", expresa Gutiérrez Manzur.

El recetario consta de cerca de 300 recetas, divididas en dos grandes vertientes. Una es de los platillos tradicionales, que se vienen cocinando siglos atrás, y la otra, de platillos que se han ido incorporando a la comida cotidiana casi de manera imperceptible, provenientes de otras latitudes.

"Sabemos que México es un país con grandes influencias exteriores a través de invasiones, migraciones y la cercanía con determinados países. A través de los años, la comida también se ha visto empapada por estas influencias, que se ven reflejadas en el recetario.

"Muchos son platillos que se cocinan entre nosotros desconociendo cómo llegaron hasta los hogares saltillenses, recetas de influencia francesa, estadounidense, algunas más recientes como Alemania y Líbano, de principios de siglo pasado.

"Esta es la esencia del recetario, dos orígenes. Uno completamente regional y otro externo, de otros lados de la República Mexicana e incluso de otros países pero que ya podemos considerarlo nuestro".
El libro "Sabores de Antaño" puede ser considerado como un documento histórico, debido a que una parte fundamental de la cultura de un pueblo es su cocina, y nos da una identidad regional.

"En nuestro trabajo de edición del libro nos dimos cuenta de la importancia de la cocina como valor cultural maravilloso que tendría que protegerse como tal, merece el mismo trato que cualquier otra manifestación cultural", expone la directora del Archivo Municipal.

Otro de los objetivos de esta publicación es compartir la cocina y la comida como medio de intercambio y reconocimiento familiar y filial.

"Retomar esa paz y serenidad con la que vivieron nuestros abuelos es importante. Recuperar esos placeres sencillos que disfrutaban y que ahora por el acelere de la cotidianidad hemos olvidado".
La coordinadora de la edición expresa que muchas familias pueden retomar el gusto por cocinar luego de mantener contacto con esta publicación.

"Quizás algunos de los platos que se incluyen son realizados por una parte de la población, pero no por muchos. Conocemos comida como el pan de acero, que adquirimos cuando vamos a Arteaga, pero ya tener la receta nos da otra dimensión que nos enriquece", externa.

"Creo que es un aporte cultural importante, y que quien tenga en su hogar este recetario va a enriquecer mucho su menú diario a la vez que reforzará su sentido de identidad. Nos reencontraremos con esa calidez que nuestros abuelos compartían en torno a la cocina, esas pláticas que fomentan la unión familiar", expresa Gutiérrez Manzur.

Libro "Sabor de Antaño"

Elaborado por recetas de saltillenses participantes en el certamen del mismo nombre
* Editado por DIF Saltillo y el Archivo Municipal de Saltillo.
* De venta en DIF Saltillo, Corona y Acuña, zona centro.
* De 9:00 a 15:00 horas.
* Costo: 200 pesos.