Jesús Jiménez Alvarez
A mitad de año entra a la línea de producción continua, la nueva camioneta que podría significar una historia totalmente diferente para el Complejo Ramos Arizpe de General Motors
Ya viene la nueva camioneta Cadillac que para GM Ramos Arizpe podría significar una historia totalmente diferente a la que hoy vive este complejo, unidad que cuenta con una muy buena perspectiva, no sólo por la marca y segmento al que va dirigida, sino por la calidad del producto, aspecto en el que ahora se es mucho más estricto.

Sobre el tema, Héctor de Hoyos, presidente de Manufactura de General Motors en México, dijo que con el ensamble de dicha unidad, el Complejo Ramos Arizpe entra a una nueva cultura de calidad, y aseguró que se trata de un vehículo muy avanzado, que seguramente marcará una línea de antes y después en la fabricación de automóviles en México.

VANGUARDIA (V): ¿Cómo va la nueva Cadillac y cuándo entra en la línea de producción?

Héctor de Hoyos (HHM): "Estamos pensando que será a mitad de año cuando entre en forma regular a la línea de producción, seguimos ahorita todavía en la etapa de prueba y validación y sería para esas fecha cuando inicie su manufactura regular"

V: ¿Ha trascendido, por voz de los propios trabajadores, que GM Ramos Arizpe ha elevado considerablemente sus requisitos y control de calidad para este nuevo vehículo?

HHM: "Cadillac es el segmento de lujo de nuestra marca y tradicionalmente la fabricación de estos vehículos nunca había salido de las plantas de GM en Nortamérica. El primer ejemplo que tuvimos en nuestro país fue en la Planta de Silao, cuando empezamos a ensamblar la Cadillac Escalade XT, que ha sido un éxito completo y nosotros en Ramos Arizpe estamos ahorita haciendo una nueva cultura en control de calidad. Obviamente, hemos puesto un reto muy grande a todos los integrantes de nuestra organización para poder realmente llegar a lo que son los requerimientos de los clientes en ese segmento.

"Estamos ajustando procedimientos, implementando enfoques, asi como un entrenamiento especial para cada aspecto, en vías de poder asegurar que la unidad tenga un lanzamiento exitoso, y que nos permita llegar a un esquema altamente competitivo, como ya lo ha generado la Planta Silao con la 'Escalade' que ya les mencionaba.

"No todas las plantas tienen la oportunidad de tener un producto de manufactura de Cadillac, y a pesar de eso y de las situaciones que estamos viviendo, el Complejo GM Ramos Arizpe tiene la gran oportunidad de demostrar una vez más la elevadísima calidad de mano de obra que tenemos".

V: ¿Esto abre la oportunidad de que superando los actuales problemas que se tienen el Complejo GM pueda despuntar mucho más de lo que lo ha hecho desde ahora?

HHM: "Definitivamente, de que traemos retos en el futuro por la cuestión de la limitación de dinero, es un hecho, pero definitivamente este es el tipo de oportunidades que hemos estado buscando, en vías de mostrar que seguimos con 'el hambre' de seguir avanzando cómo tremendamente competitivos en la industría mundial".