Rosendo Zavala
Saltillo, Coahuila.- Mientras descansaba en su casa durante las primeras horas de ayer, un comerciante fue avisado de que el negocio que atendía estaba siendo robado, percatándose después que el lugar también había sido severamente dañado a martillazos.
Alrededor de las 06:40 horas de ayer un llamado telefónico alertó a David Hernández Rojo, quien de inmediato se dirigió al local denominado PC Domino.com, en la lateral del periférico LEA, a la altura de la colonia Latinoamericana.

Cuando el vendedor llegó a su puesto de trabajo, se percató de que la puerta de cristal que cubre la entrada estaba rota, procediendo a dar el aviso a las autoridades, que minutos más tarde llegaron mediante un perito de la PGJE que levantó evidencias.

El especialista de la Procuraduría buscaba las huellas de los presuntos responsables, que para lograr su propósito arrancaron la alarma del comercio y con el martillo quebraron el vidrio principal de acceso.