Rusia criticó hoy de forma inusitadamente dura el escudo antimisiles de Estados Unidos en Europa. En la imagen, el jefe del Estado Mayor ruso, Nikolai Makarov. Foto AP
Moscú no cree a Washington cuando dice que el escudo está dirigido contra otros países y no contra Rusia, subrayó Makarov.
Moscú, Rusia.- Rusia criticó hoy de forma inusitadamente dura el escudo antimisiles de Estados Unidos en Europa, durante una conferencia con expertos en defensa de los países de la OTAN en Moscú.

Rusia podría no solo estacionar misiles Iskander en Kaliningrado, en el mar Báltico, sino también usarlos para destruir componentes del planeado escudo occidental, dijo el jefe del Estado Mayor ruso, Nikolai Makarov, en declaraciones que cita la agencia Interfax.

"Si Estados Unidos y la OTAN consideran posible no tener en cuenta la seguridad de sus vecinos a la hora de garantizar su propia seguridad, entonces no nos queda otra opción que tomar medidas de respuesta acordes", dijo Makarov, quien además amenazó con dejar sin efecto los acuerdos de desarme.

Moscú no cree a Washington cuando dice que el escudo está dirigido contra otros países y no contra Rusia, subrayó Makarov. Hasta ahora los rusos habían amenazado con estacionar los misiles, pero no con usarlos.

En su discurso ante la conferencia, el presidente ruso, Dmitri Medvedev, había advertido que habrá una nueva carrera armamentística si Estados Unidos lleva a cabo sus planes. Aún hay margen para un compromiso, añadió en el texto que leyó ante los presentes. Moscú ha ofrecido a Washington colaborar en la creación del escudo antimisiles.