Notimex
México.- La actriz mexicana Ingrid Martz expresó orgullosa que está dispuesta a sacrificar su belleza física con tal de dar a sus personajes la credibilidad necesaria, prueba de ello, su participación en la telenovela "Tormenta en el paraíso".
Explicó que "Karina" es una niña, cuyos padres mueren. "Entonces ella entra en una especie de bloqueo. No sabe nada de la vida y se enamora de uno de los protagonistas de la historia, quien la acerca a la sociedad y le enseña la importancia de amar, porque ella vive como en otro mundo, donde no existe la maldad".

Precisó que se trata de una mujer andrajosa, desaliñada y sucia, que se alimenta gracias a un vagabundo que vive cerca, y cuando muere se queda sola. "Habrá gente que quiera abusar de ella, quitarle su casa y el terreno que sus padres le dejaron. Es un personaje muy lindo".

Recordó que cuando le pidieron que se presentara al "casting", el requisito indispensable consistió en llegar con la cara lavada y sin peinar. "Me encantó al idea de hacer algo diferente", indicó.

En ese sentido, se refirió a la oportunidad de desarrollar cualquier tipo de personaje, pues su papel anterior fue de antagónico. "Aquí no enseño nada, y me gustó pues siempre trato de que mi trabajo sea diferente a otro".

Martz, quien realiza su telenovela número 11 explicó que esta vez usará peluca, aunque se había pensado en la opción de las extensiones. Debido a que la mayoría de las escenas transcurren en la playa, el calor no es lo adecuado para este tipo de peinado.

Sobre la oportunidad de trabajar con Osorio, resaltó que es la primera vez y le ha sorprendido porque no pierde detalle de nada: "Es una persona al pendiente de los actores, caracterización y vestuario. Todos somos un gran equipo que trabaja con un gran amor y pasión".