Hamburgo.- Como actriz ya es una estrella desde hace tiempo, pero Scarlett Johansson quiere abrirse paso también como cantante con su álbum debut "Anywhere I Lay My Head", según afirma en una entrevista con la revista alemana "Für Sie".
El disco sale a la venta el 16 de mayo y en él la artista de 24 años interpreta temas de Tom Waits y cuenta con el apoyo nada menos que de David Bowie.

En realidad, sólo iba a grabar una canción de Waits, explica la actriz a la revista. "Pero cuando estuvo terminada, pensé: ¿Por qué no hacer más de sus temas? Ya que son geniales". Para Johansson lo más fascinante es la intensidad de las historias, que generan imágenes muy fuertes en la mente de quien las escucha.

La estrella tenía miedo de fracasar en su intento. "La voz de Tom es imposible de imitar". "Estuve meses ensayando bajo la ducha, pero no lo conseguía", asegura. Sólo cuando dejó de querer copiar al músico, encontró su propio estilo.

"Mi voz no es suave ni llena de sentimiento, ni tampoco llego a los tonos altos", confiesa. "Está en algún lugar intermedio, y encuentro eso interesante".

El dueto con David Bowie surgió porque el músico se acercó a hablar de su proyecto durante una cena de gala y la invitó a su estudio. "Como adolescente yo adoraba a David Bowie", asegura Johansson. "Nunca hubiese soñado con que trabajáramos juntos".

Por eso, la actriz no descarta una segunda carrera como cantante. "No sé por qué tendría que definirme por alguna única cosa, ya sea el cine o la música", explicó.