Ricardo Thomas/Excélsior
Alberto García, secretario general de FIBA Américas, estaba en Asia cuando se enteró de la bronca entre nacionales y uruguayos en el Gimnasio Juan de la Barrera. Para el directivo el tiempo para el análisis de los videos es lo que salva a ambos equipos de no verse disminuidos en el Premundial
La gresca del sábado entre los equipos de México y Uruguay trascendió las fronteras por lo que para los mandos de la Confederación Panamericana de Baloncesto (FIBA Américas) las sanciones a jugadores de ambos conjuntos son un hecho, aunque éstas llegarán después del Premundial de la especialidad, que se disputará en Puerto Rico, a partir del 26 de agosto.

"Es un desastre y no podemos permitir que una noticia de basquetbol aparezca en el mundo entero con ese tipo de acciones", comentó García. "Yo estaba en Asia, pero lo vi por video. Se ha difundido por todo el mundo."

Las autoridades de FIBA esperan los reportes de los oficiales y los análisis a los videos para determinar las sanciones deportivas y económicas para ambos cuadros, que tendrán que purgarse en torneos oficiales como el Centrobasket, en el caso de México, y el Sudamericano, para los uruguayos.

"No creo bajo ningún punto de vista que esta sanción pueda ser antes del martes (un día antes del Premundial) para decirle a los jugadores que no pueden jugar. No se puede decir que no va a participar un jugador, aunque en el video se ve claramente a Romel Beck y algún otro con sillas agrediendo a los jugadores y se ve a un uruguayo agrediendo a jugadores de México, independientemente de todo eso necesitamos ver el informe de los árbitros y tomar una sanción."

Ambos equipos tendrán una nueva oportunidad de verse en la duela porque están en el mismo sector en el Premundial. García no duda que si se presentan incidentes de violencia otra vez, las sanciones para los culpables alcancen la expulsión definitiva del basquetbol controlado internacionalmente por FIBA.

"Los árbitros saben lo que ha pasado con esos equipos y estarán preparados; de la misma manera van a entrar los jugadores. No creo que vaya a suceder nada absolutamente anormal cuando se vuelvan a enfrentar. Ya si hacen más o menos lo mismo, pues ya estamos ante la posibilidad de que no vuelvan a jugar baloncesto a nivel internacional".

La gresca del sábado entre los equipos de México y Uruguay trascendió las fronteras por lo que para los mandos de la Confederación Panamericana de Baloncesto (FIBA Américas) las sanciones a jugadores de ambos conjuntos son un hecho, aunque éstas llegarán después del Premundial de la especialidad, que se disputará en Puerto Rico, a partir del 26 de agosto.

Alberto García, secretario general de FIBA Américas, estaba en Asia cuando se enteró de la bronca entre nacionales y uruguayos en el Gimnasio Juan de la Barrera. Para el directivo el tiempo para el análisis de los videos es lo que salva a ambos equipos de no verse disminuidos en el Premundial.

"Es un desastre y no podemos permitir que una noticia de basquetbol aparezca en el mundo entero con ese tipo de acciones", comentó García. "Yo estaba en Asia, pero lo vi por video. Se ha difundido por todo el mundo."

Las autoridades de FIBA esperan los reportes de los oficiales y los análisis a los videos para determinar las sanciones deportivas y económicas para ambos cuadros, que tendrán que purgarse en torneos oficiales como el Centrobasket, en el caso de México, y el Sudamericano, para los uruguayos.

"No creo bajo ningún punto de vista que esta sanción pueda ser antes del martes (un día antes del Premundial) para decirle a los jugadores que no pueden jugar. No se puede decir que no va a participar un jugador, aunque en el video se ve claramente a Romel Beck y algún otro con sillas agrediendo a los jugadores y se ve a un uruguayo agrediendo a jugadores de México, independientemente de todo eso necesitamos ver el informe de los árbitros y tomar una sanción."

Ambos equipos tendrán una nueva oportunidad de verse en la duela porque están en el mismo sector en el Premundial. García no duda que si se presentan incidentes de violencia otra vez, las sanciones para los culpables alcancen la expulsión definitiva del basquetbol controlado internacionalmente por FIBA.

"Los árbitros saben lo que ha pasado con esos equipos y estarán preparados; de la misma manera van a entrar los jugadores. No creo que vaya a suceder nada absolutamente anormal cuando se vuelvan a enfrentar. Ya si hacen más o menos lo mismo, pues ya estamos ante la posibilidad de que no vuelvan a jugar baloncesto a nivel internacional".