Nurit Martínez
Establecer el bachillerato obligatorio -para llegar a 15 años de escolaridad promedio- forma parte de la reforma educativa que acordaron la Secretaría de Educación Pública, que encabeza Josefina Vázquez Mota, y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que dirige Elba Esther Gordillo Morales.
La iniciativa implicaría una reforma al Artículo Tercero de la Constitución, para lograr la obligatoriedad de la educación media superior.

La propuesta, que incluso se trabajó este fin de semana en la comisión mixta, incluye promover una reforma a la Ley General de Educación para incluir términos como calidad y evaluación para el sistema público.

Se prevé que la reforma sea presentada el próximo 15 de mayo, con el título Alianza por la Calidad de la Educación y el Fortalecimiento de la Educación Pública, aunque pudiera acortarse a Alianza Nacional por la Educación.

La SEP y el SNTE continúan revisando el documento en la comisión mixta establecida a principios de febrero.

Para lograr esta reforma educativa se convocará a todos los sectores de la sociedad para pactar una alianza nacional y mejorar la calidad en la educación