Jesús Padilla / El Universal
Inspeccionan militares y policías ministeriales la vivienda ubicada en el municipio de Escobedo en busca de más cadáveres; presumen vínculo con el caso de robo masivo de autos de concesionarias.
Monterrey, NL.- Elementos del Ejército Mexicano y la Policía Ministerial prácticamente sitiaron una finca en donde aparentemente se encontraron varios cuerpos calcinados en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

Este operativo entre ambas corporaciones inició luego de las investigaciones sobre la ejecución del comandante ministerial José Guadalupe Páez.

También el hallazgo de los cadáveres calcinados aparentemente está ligado con el robo masivo de autos de las concesionarias en San Nicolás.

Un poco más de 50 soldados se encuentran custodiando el perímetro de la finca ubicada sobre la carretera a Colombia, a la altura de la colonia Agropecuaria Lázaro Cárdenas, un kilómetro hacia dentro de dicha arteria al norte del área metropolitana de Nuevo León.

Elementos de la Policía Ministerial se encuentran inspeccionando el perímetro de la vivienda en busca de más cuerpos calcinados.

Hasta el momento no se ha especificado la cantidad de víctimas que están en tambos.