Foto: Archivo
Ernesto Méndez (Excélsior)
Murieron por intoxicación cuatro de los cinco ejemplares liberados el pasado octubre en la sierra de Sonora
CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas (Conanp) confirmó la muerte por intoxicación de cuatro de los cinco lobos mexicanos reintegrados el año pasado a su hábitat.

A través de una nota informativa, la Conanp detalló que el 16 de noviembre de 2011 se reportó el fallecimiento de uno de los integrantes de la manada liberada el pasado mes de octubre en la Sierra de San Luis, en el estado de Sonora.

"Se realizó la necropsia y pruebas toxicológicas, detectando la presencia de venenos anticoagulantes".

De acuerdo con el documento, el 6 de diciembre se registró el deceso de otros tres ejemplares "que presentaban lesiones macroscópicas similares y los análisis toxicológicos confirmaron la muerte por intoxicación".

En respuesta, la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas presentó las denuncias correspondientes los días 13 de diciembre de 2011 y 6 de enero de 2012 ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Procuraduría General de la República (PGR).

La Conanp destacó que "uno de los acontecimientos relevantes desde la perspectiva de la dinámica social de la manada fue la independización de la hembra F 1096, que sucedió a los pocos días de la liberación (la loba se separó del grupo)".

Según la nota informativa, la hembra (única sobreviviente) "tiene un patrón de movimientos y conductas que ponen de manifiesto su excelente desempeño, sin interacciones con ganado durante los cuatro meses que ha permanecido en vida libre.

"En este tiempo se ha comprobado por análisis de excretas el consumo de presas silvestres menores (lagomorfos y roedores)".

La Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas agregó que el programa de reintroducción del lobo mexicano continuará con las adecuaciones necesarias conforme a los requerimientos de la especie y el desarrollo de los ejemplares.

"La liberación realizada en octubre de 2011 fue la primera de una larga serie de pasos y estrategias de manejo que se deberán llevar a cabo con la finalidad de establecer una población viable en la zona", concluye el texto.

Ayer, Excélsior dio a conocer que no existía una versión oficial sobre la muerte de cuatro lobos mexicanos, a pesar de que en octubre de 2011, la Conanp informó en un comunicado de prensa sobre la reintegración de esta especie prioritaria a la vida silvestre.