México, D.F. .- Alonso Alvarez dijo estar sorprendido por haber ganado hoy el premio Special Cannes 2008, otorgado en el marco del Short Film Corner, con su cortometraje "Historia de un letrero".
"Es increíble, nunca pensé que nos llevaríamos el primer premio; cuando hicimos este cortometraje no lo hicimos pensando en ganar premios, sino en hacerle llegar un mensaje a la gente", dijo el realizador a Efe.

Originario de la ciudad de Tampico (noreste de México), donde reside, el realizador destacó que no pudo asistir a Cannes porque no tiene recursos suficientes, pero indicó que eso fue lo de menos, pues su ausencia no fue un obstáculo para que se pudiera conocer el trabajo de todo su equipo.

"Historia de un letrero" es el segundo trabajo en la carrera de Alvarez y en este corto narra el encuentro de un publicista con un indigente.

Este cortometraje fue el único que participó en representación de México, y es una historia humana que carece de sangre, sexo o personajes extravagantes.

"Historia de un letrero" fue parte de una selección del Consejo Fílmico de Canadá que junto con el Short Film Corner de Cannes y el portal Youtube organizan el concurso de cortometrajes en línea.

El trabajo fue ganador entre 1.831 cortos de todo el mundo, de los cuales diez fueron subidos a la red y el del mexicano fue el más votado.

El premio del primer lugar consta de una cámara profesional y una computadora portátil, pero Alvarez afirma que el valor del premio radica en haber sido considerado como el mejor entre casi 2.000 que compitieron de todo el mundo.

El joven cineasta ya prepara su próximo trabajo bajo la producción de sus compatriotas, el actor Eduardo Verástegui y el productor Alejandro Monteverde, quienes también lo apoyaron en "La historia de un letrero".