Universal
Confirma el alcalde del municipio de Tixkokob la presencia de los agentes estadounidenses que supuestamente con permiso de las autoridades mexicanas para participar en las investigaciones pues se trata de un decomiso histórico
La mañana de este martes elementos de la DEA se apersonaron a este municipio para supervisar los restos del aparato bimotor que cayó la madrugada del lunes en montes cercanos del área y que llevaba a bordo 3.2 toneladas de cocaína.

El alcalde de este municipio, Adolfo Calderón Sabido, confirmó la presencia de los agentes de esta corporación de los Estados Unidos que ya tuvieron conocimiento del caso y supuestamente con permiso de las autoridades mexicanas para participar en las investigaciones ya que se trata de un histórico decomiso de droga.

La aeronave que cayó supuestamente forzada por una persecución de elementos militares, arrasó cerca de 300 metros de montes bajos hasta quedar desperdigada en esa área, en donde se encuentran varios pequeños ranchos ganaderos de este lugar.

A la entrada de las brechas que conducen hasta el sitio donde quedó la nave, siguen apostados elementos militares que custodian el lugar.

Versiones del mismo alcalde Adolfo Calderón Sabido, indican que hay todo un despliegue policiaco en este municipio y sus alrededores ya que se encuentran dos personas prófugas que podrían ser los tripulantes de la aeronave de matricula estadounidense.