El Universal
La tienda de autoservicios y los demandantes Barclays, Goldman Sachs, JP Morgan y Merrill Lynch, contarán hasta el 23 de marzo de 2009 para avanzar en el proceso de reestructura de la compañía.
Ciudad de México.- Controladora Comercial Mexicana (CCM) informó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que los cuatro bancos que iniciaron procesos judiciales en su contra, en una corte de Nueva York, decidieron extender el plazo para contrarrestar dichas demandas.

Con este acuerdo CCM y los demandantes Barclays, Goldman Sachs, JP Morgan y Merrill Lynch, contarán con un periodo adicional que vence el 23 de marzo de 2009 para avanzar en el proceso de reestructura de la compañía, sin que los procesos judiciales iniciados por estas instituciones avancen, según el comunicado de la firma minorista.

En el comunicado emitido a la BMV no se aclara si este nuevo plazo también aplica para las instituciones de crédito mexicanas, las cuales firmaron un primer convenio de espera con la compañía hasta el día de ayer.

Salvador Rocha, representante legal de Controladora Comercial Mexicana (CCM), dijo que era obvio que el plazo se extendiera dado el corto tiempo que se pactó para iniciar con el pago de pasivos.

Rocha comentó que a la fecha no se han presentado nuevas acciones legales en contra de la compañía, sin embargo, sobre la firma pesan embargos de Banorte, HSBC, BBVA Bancomer y los tenedores de bonos de la Controladora.

CCM informó el 26 de febrero que los reclamos de sus contrapartes relacionados con los contratos de instrumentos financieros derivados no han terminado, ademas de que CCM no ha recibido respuesta sobre su propuesta de pago que presentó el pasado 3 de diciembre.

El primer acuerdo de espera de CCM, que fue acreedores locales, se incorporó al suscrito ante una corte estadounidense del estado de Nueva York, y se convino, que de no llegar a un acuerdo, la Controladora contestaría en esa misma fecha, es decir, el 2 de marzo.

Las instituciones relacionadas con el uso de derivados son Merrill Lynch, Citi, Barclays, Credit Suisse, Goldman Sachs, Santander y JP Morgan.

Este año Controladora Comercial Mexicana sólo pondrá en marcha ocho nuevas unidades, cuatro de su formato mega, 1 Costco y 3 Restaurantes, el menor crecimiento de la cadena en los últimos años.

En octubre del año pasado esta firma, que es la tercera más importante en el segmento de los autoservicios, incrementó sus deudas por uso de derivados, vinculados al tipo de cambio, en mil 80 millones de dólares (mdd), además de 735 mdd por acreedores tradicionales, según las cuentas de la propia compañía.

Pero el monto de lo reclamado por los bancos que operaron los IFS es 2 mil 535 millones de dólares, según información.