El meteoró dejó una estlea de destrucción en la isla taiwanesa donde las autoridades declararon desaparecidas o muertas a seis personas; avanza lentamente a una velocidad de 20 kilómetros por hora
El tifón "Morakot" , el octavo que afecta China durante la época estival, se dirige hacia la costa china después de haber dejado por lo menos seis personas muertas o desaparecidas y otras 12 heridas en la isla de Taiwán.

"Morakot" , que significa "esmeralda" en tailandés, llegó a la isla de Taiwán en la noche de ayer, viernes, donde volcó vehículos y cortó el suministro eléctrico, informó hoy la agencia oficial de noticias Xinhua.

En el este de China, las provincias de Fujian y Zhejiang se están preparando para protegerse del fenómeno, que está previsto que llegue a esa zona esta misma tarde.

Aunque se espera que el "Morakot" se convierta en una tormenta tropical antes de que afecte a la costa china, esta mañana todavía registraba vientos de 137 kilómetros por hora, y avanzaba en dirección noroeste a una velocidad de hasta 20 kilómetros por hora.

En Fujian se registran desde hace horas lluvias torrenciales en la capital, Fuzhou, donde los vecinos se han refugiado en sus casas y las carreteras aparecen desiertas después de que los campos de cultivo se hayan inundado.

Algunos árboles de la capital han sido abatidos por los vientos huracanados que preceden al tifón, y los ciudadanos están haciendo acopio de comida en los supermercados.

En la ciudad fujianesa de Putian permanecen cerrados los centros turísticos, han regresado a puerto más de 7 mil embarcaciones, y 26 mil 222 voluntarios están equipados con material de control de inundaciones.

En Zhejiang, las lluvias alcanzan en el distrito de Cangnan los 110 milímetros, y en toda la provincia 300 mil residentes y turistas han sido evacuados y 30 mil barcos llamados a puerto.
Más de 50.000 soldados están preparados para labores de emergencia en la provincia ante la llegada del "Morakot" .

Shanghai, donde se trabaja a contrarreloj para la Exposición Universal del año próximo, está en alerta máxima y las autoridades han creado un dispositivo para proteger las obras del evento.

La provincia oriental de Shandong también ha tomado medidas preventivas contra el tifón.

El "Morakot" llega a China después de que la tormenta tropical "Goni" dejara un muerto y cien marineros desaparecidos en la isla sureña de Hainan.

China sufre cada año los efectos del monzón veraniego, con cientos de muertos y heridos y numerosas pérdidas materiales.