Notimex
El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas llegó a la provincia de Sichuán, China, el lugar más afectado por el sismo del lunes 12 de mayo.
Beijing, China.- El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, visitó hoy la provincia china de Sichuán, devastada por el terremoto del pasado 12 de mayo, y prometió movilizar a la comunidad internacional para apoyar a China.

El titular de la ONU recorrió la zona del epicentro y se reunió con el primer ministro chino, Wen Jiabao, quien actualizó la cifra de víctimas: 60 mil muertos, cerca de 30 mil desaparecidos y 300 mil heridos, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Ban llegó este sábado a Chengdú, capital de Sichuán, y, posteriormente, voló en helicóptero a la ciudad del Yingxiu, condado de Wenchuan, una de las más afectadas por el terremoto de 8.0 grados en la escala de Richter que devastó la región suroeste de China.

El diplomático prometió movilizar los esfuerzos de las Naciones Unidas para apoyar a China y socorrer a los miles de heridos por el sismo y apoyar la reconstrucción del país.

Dijo que las Naciones Unidas y los pueblos de todo el mundo están con el pueblo chino y trabajarán juntos para superar el desastre provocado por el terremoto.

Asimismo, Ban elogió a las autoridades chinos que -dijo- han demostrado un liderazgo sobresaliente en el socorro de las víctimas del sismo.

El jefe de gobierno chino, por su parte, expresó su agradecimiento al secretario general de la ONU por su apoyo a las víctimas del terremoto, que ha dejado sin hogar a más de cinco millones y medio de personas en la provincia de Sichuán.

Wen dijo que China llevaría a cabo la reconstrucción tan pronto como sea posible, e instó a los periodistas a registrar la situaciones reales para recordar a los muertos y sobrevivientes.

"Que el mundo, la gente recuerde el devastador terremoto, recuerde la pérdida de vidas y la valiente lucha del pueblo y de los heridos en las regiones afectadas por el desastre", dijo.

El secretario general de la ONU llegó este sábado China procedente de Myanmar, país del sudoreste de Asia azotado por el ciclón Nargis, que dejó alrededor de 78 mil muertos y 56 mil desaparecidos.