Notimex
Pachuca.- Tuzos de Pachuca y la Máquina de Cruz Azul abrirán este miércoles en el estadio Hidalgo la fase de repesca del futbol mexicano en busca de un boleto a la liguilla, en un partido sin afición, como quedó ratificado hoy.
En punto de las 19:10 horas en el Hidalgo, que no podrá albergar aficionados por el veto de un partido impuesto por la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol, arrancará la pelea por uno de los últimos dos boletos a la liguilla.

Tras la ratificación del veto que recibió el inmueble hidalguense por parte de la Comisión Disciplinaria ante la agresión que sufrió un árbitro auxiliar al término del duelo entre Pachuca y Pumas, Tuzos deberá jugar a puerta cerrada.

Así, Pachuca continuará con la defensa de su título ante la Máquina desde el repechaje, luego de culminar el torneo regular en el tercer sitio del Grupo Uno con 24 puntos, mismos que Pumas, pero con peor diferencia de goles.

Luego de un torneo irregular, donde sólo por momentos mostraron el futbol que los llevó a conquistar la Copa Sudamericana, en Pachuca saben que el camino que comenzarán este miércoles es completamente diferente, además de que saben jugarlo.

Aunque en esta fase, el técnico Enrique Meza no contará con uno de sus mejores hombres, el argentino Damián Alvarez, quien fue suspendido dos encuentros, y en la "ida" no estará Paul Aguilar, sancionado con un choque.

El cuadro hidalguense ya sabe lo que es comenzar la fase final desde el repechaje y ser campeón, como lo hizo en el Invierno 99, donde precisamente se alzó con la corona al vencer a Cruz Azul en la final con gol de oro, para un 3-2 global.

Su rival en turno, que llega con la ventaja de recibir la "vuelta" en casa, por lo que un empate en el global les dará la calificación a la liguilla, tiene sed de revancha tras lo ocurrido el certamen pasado.

En las semifinales del Clausura 2007, los pupilos del "Ojitos" Meza dieron un baile a los cementeros en la "ida" para imponerse 3-1, y la "vuelta" no fue necesaria, ya que Cruz Azul fue eliminado por alineación indebida de Salvador Carmona.

Ahora, el cuadro que comanda el uruguayo Sergio Markarián tiene la posibilidad de saldar deudas con Pachuca, aunque lo hará con cuatro ausencias importantes, incluida la de su mejor goleador, Miguel Sabah, quien se perderá el resto del torneo por lesión.

Además de Sabah, con una lesión muscular en la pierna izquierda, no estarán los paraguayos Carlos Bonet, Cristian Riveros y Denis Caniza, concentrados con la selección de su país y que se perderán la fase de repesca.

Para sustituir al artillero que marcó 11 goles en el certamen se encuentra listo el máximo goleador de la selección mexicana, Jared Borgetti, quien dejó en claro que no será el salvador de los cementeros en esta fase del campeonato.

Así, a casi diez años desde que Cruz Azul ganó su último título, la ilusión por cortar esa racha se hace presente, mientras que Pachuca, que en diciembre próximo participará en el Mundial de Clubes de la FIFA, comenzará la defensa de su título.