Washington, EU.- El ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, agradeció hoy la concesión del Premio Nobel de la Paz que comparte con científicos y defensores del medio ambiente y advirtió de que el cambio climático constituye "una verdadera emergencia planetaria".
"Me siento muy honrado de recibir el Premio Nobel de la Paz", señaló Gore en una declaración.

"Encaramos una verdadera emergencia planetaria", añadió. "La crisis del clima no es un asunto político, es un reto moral y espiritual para toda la humanidad".

El Comité Nobel otorgó hoy el Premio de la Paz 2007 a Gore y al Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas.

En su declaración, Gore dijo que donará su porción del premio de 1,5 millones de dólares a la Alianza para la Protección del Clima, una organización en la cual él es el presidente de la junta directiva.

Gore, de 59 años de edad, fue senador por el Estado de Tennessee y vicepresidente de Estados Unidos durante los dos mandatos del demócrata Bill Clinton (1993-2001).

En la campaña electoral de 2000 fue el candidato presidencial del Partido Demócrata y perdió la contienda con el republicano George W. Bush tras una prolongada disputa sobre votos en el Estado de Florida.

Desde entonces, enfocó sus esfuerzos en los problemas ambientales y en 2007 ganó un premio Oscar por su documental "Una verdad inconveniente", en el cual él es relator y que describe los cambios climáticos en el planeta, que él atribuye a la actividad económica de los humanos.