Notimex
México.- Con el fin de apoyar a las familias damnificadas por los desastres en Tabasco, la Secretaría de Salud (SSA) inició un programa para la prevención de problemas mentales, mediante el cual se intensifica la promoción de la salud.
En un comunicado, informó que lo anterior se desprende de la reunión de evaluación de las acciones sanitarias realizadas en esta entidad, que encabezó el titular de la SSA, José Angel Córdova Villalobos, quien reiteró que aunque persiste el riesgo, hasta ahora no se han presentado epidemias.

"Las acciones que se realizan en los estados de Tabasco y Chiapas, sobre todo de atención médica, promoción, prevención y vigilancia epidemiológica, han impedido que hasta ahora se presenten epidemias", aseguró.

Explicó que se han otorgado 450 consultas por problemas mentales y como una manera de prever la situación que puede venir, se intensifican las actividades de promoción de la salud mental.

También que se inició de manera masiva el encalamiento y entierro de los animales muertos para evitar que se conviertan en foco de infecciones,y se fumigaron 243 colonias y todos los albergues, en beneficio de casi medio millón de habitantes. La próxima semana será de forma masiva esta acción.

Córdova Villalobos advirtió que la vigilancia epidemiológica permanecerá el tiempo que sea necesario, porque continúa el riesgo de daños sanitarios por agua contaminada, desechos, excretas, alimentos contaminados y animales muertos, además de los vectores y zoonosis como dengue, paludismo y leptospirosis.

Detalló que para mantener el control sanitario se contratará de forma temporal a 10 mil 830 personas para trabajo en campo, además de más de ocho mil jornaleros.

Estos, para los municipios de Balancán, Cárdenas, Centla, Centro, Comalcalco, Cunduacán, Emiliano Zapata, Huimanguillo, Jalapa, Jalpa de Méndez, Jonuta, Macuspana, Nacajuca, Paraíso, Tacotalpa, Teapa y Tenosique, que son los más afectados.

Informó que se han aplicado más de 25 mil vacunas de antihepatitis A, influenza, toxoide tetánico diftérico, sarampión y rubéola y neumococo, y se han destruido más de dos toneladas de alimentos en mal estado.

Se han otorgado más de 103 mil consultas médicas gratuitas las 24 horas del día en refugios temporales y no hay repunte de enfermedades diarreicas, incluso representan la menor cantidad de demanda de atención, debajo de los problemas respiratorios o cutáneos.

Se movilizan 23 Caravanas de Salud, las cuales han atendido 19 localidades y está en marcha el Programa de Seguro Médico para una Nueva Generación, y en vigilancia epidemiológica y control de enfermedades, la prevención de brotes epidémicos hasta ahora ha sido exitosa.

"Se hace el diagnóstico oportuno de laboratorio para detección inmediata de algún posible caso de cólera de pudiera presentarse, así como dengue, leptospirosis, rotavirus y paludismo", afirmó.

En saneamiento se han verificado 602 albergues, atendido más de 116 mil personas, impartido 768 pláticas de manejo higiénico y 592 de saneamiento básico, distribuido casi 24 mil frascos de plata coloidal.

Y se utilizan casi mil litros de cloro, realizado más de mil determinaciones de cloro en agua de red, clorado más de un millón 300 mil litros de agua de depósito y vigilancia sanitaria en ocho centros de acopio, 14 plantas purificadoras de agua y 70 centros de preparación de alimentos, entre otros.

Añadió que se emiten recomendaciones a la población que al regresar a su casa trate en lo posible de limpiar las áreas afectadas, haga encalamiento de lodos, mantenga la vivienda libre de encharcamientos y procure agua y alimentos para consumo humano de calidad.

Las inundaciones afectaron 113 unidades médicas de primer nivel, cuyo costo de rehabilitación y equipamiento se ha estimado en más de 46 millones de pesos y está en proceso la evaluación de los daños a los hospitales de segundo y tercer nivel.