Tras más de un siglo en paradero desconocido, dos dedos y un diente del genio renacentista Galileo Galilei (1564-1642) aparecieron en Italia en un relicario comprado en subasta por un coleccionista, que no sabía que contenía tales restos.
Tras más de un siglo en paradero desconocido, dos dedos y un diente del genio renacentista Galileo Galilei (1564-1642) aparecieron en Italia en un relicario comprado en subasta por un coleccionista, que no sabía que contenía tales restos.
Las reliquias han sido sometidas a análisis, tras lo que el Instituto y Museo de la Historia de la Ciencia de Florencia, ha confirmado que pertenecen al pisano, cuyos restos se conservan en la Basílica de la Santa Croce de la capital toscana.

El Instituto tuvo noticia de la reaparición de los restos de Galileo cuando un anticuario se los entregó. Las tres reliquias, de las que se perdió el rastro hace más de cien años, se suman así a las otras dos, un dedo y una vértebra, que conservan dos instituciones italianas, con las que se completan finalmente los cinco restos del cuerpo de Galileo que fueron separados del cadáver durante su exhumación, el 12 de marzo de 1737.