Lourdes de Koster/Josué Rodríguez
Piedras Negras, Coah.- La entrada en vigor de las reformas constitucionales que prohíben la transmisión o publicación de propaganda oficial que implique promoción personalizada de un servidor público federal, estatal o municipal, no tiene muy contento al gobernador Humberto Moreira Valdés.
Y es que el Mandatario aseguró que, aunque la medida es un atentado a la libertad de expresión, su Gobierno acata la disposición.

El gobernante recordó que en Coahuila siempre se estuvo en contra de la reforma, porque limita a los medios de comunicación y de expresión.

Por lo pronto, el gobernador Moreira ya no "despide" ni "da la bienvenida" a los visitantes que transitan por la carretera Saltillo- Monterrey.

Y es que desde el martes, los panorámicos en los que aparecía la imagen del Mandatario y que se ubicaban en los límites de Coahuila y Nuevo León, fueron retirados de la vialidad federal.

Además, las autoridades estatales iniciaron un proceso de rediseño de la publicidad del Gobierno para evitar sanciones, además de retirar la totalidad de los anuncios en los que aparece la fotografía o el nombre de Humberto Moreira Valdés. Limita "A lo que perjudica la reforma es a la libertad de expresión", puntualizó Moreira Valdés.