Conservación. El objetivo es preservar el sitio y que éste trascienda, en buen estado, a otras generaciones. | Foto: Especial
El objetivo es preservar el sitio y que éste trascienda, en buen estado, a otras generaciones

CDMX.-La lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO clasifica a los sitios como bienes culturales, naturales o mixtos; de los últimos, hasta el momento, México solamente tiene dos: el Valle de Tehuacán – Cuicatlán: hábitat originario de Mesoamérica, y la Antigua Ciudad Maya y bosques tropicales protegidos de Calakmul, Campeche. Sin embargo, ahora buscan que a esa lista ingrese el Gran Acuífero Maya.

La UNESCO tiene la lista de Patrimonio Mundial, conformada por más de mil sitios de relevancia cultural o natural para conservarlos y preservarlos.

Actualmente, 35 sitios mexicanos están incluidos en ella. Algunos son: el Centro Histórico de México y Xochimilco, la ciudad prehispánica y parque nacional de Palenque, los Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del volcán Popocateptl y la Casa-Taller Luis Barragán, entre muchos otros.

Guillermo de Anda trabaja en la elaboración del expediente técnico sobre el Gran Acuífero Maya (GAM), así lo informó el propio arqueólogo y Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El Gran Acuífero Maya, ubicado en la Península de Yucatán, “es un medio conector de ecosistemas delicados, una fuente vital para la gente de la zona, y un preservador y contenedor de material arqueológico y paleontológico. Además de poseer una belleza natural única en el mundo”, explica el GAM en su página web (granacuiferomaya.org).

Sánchez Nava señaló que el GAM reúne todas las características y los méritos para obtener la declaratoria de Patrimonio Mundial, en la categoría de Bienes mixtos.

“El trabajo es que para que estos espacios tan frágiles puedan conservarse y trascender a otras generaciones, se trabaja en la elaboración de un expediente técnico y muy completo, a prueba de todo, es un proceso muy largo y México tiene que garantizar la preservación del bien”, dijo Sánchez Nava.

El coordinador nacional de Arqueología resaltó la importancia de la parte de la preservación; sugirió que en esa zona deberá haber mayor cuidado, porque, por ejemplo, es el lugar donde los hoteles depositan sus desechos.

“De no tenerse la preservación correspondiente, a corto plazo pudiera convertirse en un problema. Incluso, el Tren Maya pasará por esta zona y tenemos que ser cuidadosos para proteger todos estos contextos (culturales y naturales)”, declaró Sánchez Nava.