Foto: Animal Político
Autoridades de Salud aseguraron que se llevó a cabo un filtro médico "muy intenso" entre los 40 mil asistentes al Vive Latino, descartando en todos los casos alguna sospecha de coronavirus COVID-19

Pese a la recomendación federal de no ir al festival con gripe o resfriado y mejor quedarse en casa, para prevenir casos de COVID-19, al menos 27 personas acudieron con fiebre al primer día del Vive Latino 2020, de acuerdo con autoridades de Salud.

En la conferencia de prensa del sábado por la noche, en medio de la inquietud y críticas en redes sociales sobre por qué se había permitido la realización del Vive, el subsecretario de Prevención Hugo López-Gatell explicó que se analizaron las circunstancias, el número y el tipo de contagios que se tenían a unas horas del evento, y se trabajó con los organizadores para colocar filtros y así reducir el riesgo de contagio.

“Organizamos hacer este operativo donde hay un tamizaje, un filtro muy intenso”, apuntó el funcionario de Salud.

De acuerdo con López-Gatell, en la aplicación de los filtros participaron el Comando Operativo de Atención a Contingencias, Copac, de la Secretaría de Salud, así como personal de la Secretaría de Salud capitalina.

De entre las 40 mil personas que acudieron el sábado al Vive Latino, agregó, “se detectaron solamente 27 personas con fiebre, y luego fueron a atención médica especializada, a revisión médica en los espacios que se muestran ahí y ninguno se encontró con sospecha médica de coronavirus”.

Foto: Especial

El funcionario insistió en que se llevó a cabo “un vigoroso mecanismo de monitoreo” entre los asistentes al festival, que continuará este domingo, ya que hasta las noche de este sábado las autoridades de Salud no habían informado sobre alguna suspensión del evento.

En su comunicado sobre el Vive Latino, el gobierno capitalino informó que los organizadores instalaron ocho carpas médicas, además de filtros con termómetros infrarrojos en los accesos.

“Se puso a disposición un equipo de 92 paramédicos, 10 médicos y ocho ambulancias”, indicó. Además, se desplegaron brigadas sanitarias y epidemiológicas con personal de la Secretaría de Salud local y federal, con ocho y cuatro integrantes respectivamente, para monitorear a los asistentes.

Hasta ahora las autoridades de Salud federal han identificado en México a 41 personas con COVID-19.

En el mundo se han acumulado 142 mil 530 casos y cinco mil 393 muertes por la enfermedad.

‘Sana distancia’, a partir del 23 de marzo

Ante al aumento de contagios en el país, Salud federal informó que a partir del lunes 23 de marzo aplicará su recomendación oficial de suspender temporalmente las actividades no esenciales de los sectores público, social y privado.

Además de la reprogramación de eventos de concentración masiva.

“Necesitamos temporalmente posponer los eventos de concentración masiva, de manera formal, la Secretaría de Salud recomienda posponer hasta nuevo aviso los eventos masivos que congreguen a más de cinco mil personas, esto es todo evento que cumpla esta característica, independientemente de quién lo organiza y en donde se realiza”, detalló.