Foto: Especial
Actualmente ambos recintos están a su máxima capacidad

A la situación de la falta de recurso federal etiquetado para la atención de menores migrantes que realiza el DIF Coahuila, se suma la saturación que actualmente tienen el albergue de Acuña y Piedras Negras.

Roberto Cárdenas Zavala, director estatal del sistema DIF, reveló que actualmente ambos recintos están a su máxima capacidad, cada uno con 20 niños y niñas, de los cuales, más del 70 por ciento son extranjeros.

“Estamos llenos en Acuña y Piedras negras y estamos esperando que el instituto Nacional de Migración los traslade a sus ciudades de origen para poder atender a más por que por seguridad no podemos tener más de 20 en casa sitio”.

Cabe recordar que desde hace varios años Coahuila recibía alrededor de 6 millones de pesos anuales destinados a estos centros, recurso con el que pagaba la nomina, alimentación y material para el cuidado básico de los menores migrantes no acompañados mientras esperan la repatriación del Instituto Nacional de Migración.

Como VANGUARDIA publicó durante junio, será en este mes en curso que la Federación anuncie si habrá o no habrá recurso para las entidades que atienden a población migrantes, y de no hacerlo,  el DIF Coahuila reestructurará su presupuesto estatal para no dejar de atender a los menores.