El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó en Palacio Nacional su informe trimestral. | Foto: Cuartoscuro
Ricardo Fuentes-Nieva recuerda la Gran Depresión que sumió a Estados Unidos en su análisis sobre el discurso de AMLO por su 'plan de rescate' ante la crisis por el COVID-19

En un artículo de Ricardo Fuentes-Nieva, director ejecutivo de Oxfam México, para The Washington Post, el articulista comparó al presidente Andrés Manuel López Obrador con Andrew Mellon tras presentar en Palacio Nacional el plan económico para combatir la crisis por el COVID-19.

"Durante el inicio de la Gran Depresión, que sumió a Estados Unidos por años en una recesión profunda, el Secretario del Tesoro, Andrew Mellon, le aconsejó al presidente Herbert Hoover (eso dice Hoover en sus memorias) “liquidar el empleo, liquidar las acciones, liquidar a los agricultores, liquidar los bienes raíces”. Mellon, como los demás ortodoxos económicos de hace 100 años, sostenía fervientemente que la intervención gubernamental no era necesaria ni deseable, incluso cuando la economía y la sociedad estadounidense enfrentaba una de las catástrofes más grandes de su historia", señala el artículo. 

Luego de esto a tasa de desempleo en Estados Unidos pasó de 3.2% en 1929 a 25% en 1933, cuando el presidente Franklin D. Roosevelt inició el New Deal y la recuperación económica. 

Fuentes-Nieva señala que AMLO se "arriesgó a pasar a la historia como un Mellon mexicano", con el mensaje claro de que la crisis sanitaria, económica y laboral que enfrenta el país y el mundo por la pandemia de COVID-19 es menor comparada con la importancia del proyecto de la Cuarta Transformación. 

En su informe el presidente recalcó su compromiso de mantener la 'austeridad republicana' y el gasto adicional se enfocaría en los programas ya existentes, con recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (cerca de 0.5% del PIB) y con los recursos de algunos fideicomisos recién atraídos por el gobierno. 

"AMLO mandó una señal muy clara de que, ante la enormidad del desafío, piensa que no se requiere algo más que pequeñas adiciones a los planes preestablecidos del gobierno federal.", señala el artículo. 

"Pareciera que está convencido que las acciones que su administración ha llevado a cabo en los últimos 16 meses han blindado a la sociedad y la economía mexicana de un choque global de proporciones históricas. Para él, no es necesario un plan de mitigación del impacto económico porque el plan ya se implementó a través de su política social", agrega Fuentes-Nieva. 

El articulista señala que en un momento definitorio para su sexenio, AMLO decidió redoblar su apuesta de no cambiar la 'austeridad republicana' para acercarse más a la historia de Andrew Mellon. 

"La incapacidad del presidente mexicano para ajustar rumbo frente a la magnitud del reto obliga a repensar en el mediano plazo las opciones políticas, el contrato social mexicano y el rol de los actores no gubernamentales. En la inmediatez de la crisis y la ausencia de un verdadero líder en la emergencia, solo nos toca cuidarnos unos a otros", finaliza el artículo.