Archivo
En una audiencia de revisión de medidas cautelares, la defensa de Diego Alonso “N” solicitó a una juez ampliar el plazo de la investigación que están realizando a su estado psiquiátrico y psicológico, a poco más de un mes de ser acusado del matricidio contra su madre Magdalena Aguilar, al norte de Saltillo

En una audiencia de revisión de medidas cautelares, la defensa de Diego Alonso “N”, solicitó a una juez ampliar el plazo de la investigación que están realizando a su estado psiquiátrico y psicológico a poco más de un mes de ser  acusado del matricidio contra su madre Magdalena Aguilar, al norte de Saltillo.

En esta próxima proceso citado para el 10 de marzo, tanto la parte del ministerio público como la defensa legal de Diego, presentará peritos y expertos que a lo largo del último mes han evaluado su estado, incluyendo pruebas del Centro de Salud Mental donde actualmente está internado cumpliendo la prisión preventiva. 

Para la próxima semana, Diego habrá sido objeto de al menos diez pruebas por parte de especialistas, incluyendo las que se presentaron al momento de su vinculación a proceso, cinco días después del asesinato de la ex profesora de la Facultad de Economía. 

 

Con dichos elementos, se pretende comprobar que cuando Diego cometió el matricidio contra su madre, tenía un padecimiento cerebral grave que no logró ser diagnosticado anteriormente, y a su vez, que este padecimiento fue lo que lo llevó a cometer el delito.

Durante la anterior audiencia, se presentó la opinión de dos especialistas que aunque aseguraron que no podían emitir un diagnóstico formal con las pruebas que recopilaron en un tiempo limitado, los primeros indicios parecían arrojar que Diego tenía un perfil psiquiátrico propio de una persona que pudiese padecer un tipo de esquizofrenia o autismo. 

En ese mismo proceso, Diego lanzó una serie de insultos y amenazas a los agentes del Ministerio Público, y en esta ocasión, antes de concluir la audiencia, pidió disculpas a las autoridades por dicho comportamiento.